Universidades en Madrid realizan jornada internacional sobre sentencia 168/13

Don César Medina
Don César Medina

Madrid.-Las Universidades Complutense de Madrid y de Alcalá de Henares celebraron una jornada internacional sobre la adquisición de la nacionalidad con especial referencia a la sentencia 168/13 del Tribunal Constitucional de la República Dominicana”.

En la actividad, celebrada en la sala de Juntas de la Facultad de Derecho de la complutense, participaron los más destacados académicos en el área del Derecho Constitucional, estudiantes de término de ambos centros académicos, el vicepresidente del Tribunal Constitucional dominicano, doctor Lino Vásquez Samuel, y el embajador dominicano en España, César Medina.

Cesar MedinaTambién participaron importantes personalidades del área académica, intelectuales, estudiantes, invitados especiales, y el personal diplomático y consular dominicanos. El acto estuvo bajo la dirección del Dr. José Miguel Serrano Ruiz Calderón, Profesor titular de Filosofía del Derecho de esa institución.

Los expositores fueron el doctor José Iturmendi Morales, decano de la facultad de Derecho de la Universidad Complutense; el doctor José María Espinar Vicente, decano de la facultad de Derecho de la Universidad de Alcalá de Henares; el doctor Eugenio Rubio Linares, director de la cátedra de Filosofía del Derecho de la Complutense, y el doctor José Miguel Serrano Ruiz-Calderón, que fungió como moderador.

El embajador César Medina Abreu abrió el acto dando la bienvenida a los asistentes y resaltó la controversia que ha suscitado la sentencia 168/13 como tema de debate de gran importancia para el concepto de nacionalidad y el conflicto migratorio con Haití que data de más de un siglo.

Público asistente Jornada Sentencia TC
Público asistente Jornada Sentencia TC

El doctor Lino Vásquez Samuel, Vicepresidente del Tribunal Constitucional de la República Dominicana, dio una conferencia magistral con el tema “La Sentencia 168/13 en el contexto constitucional.

Se refirió específicamente a las consecuencias del recurso de amparo interpuesto por la señora Juliana Deguis Pierre que provocó la sentencia que se ha constituido en tema de debate con trascendencia internacional, además de convertirse en un tema central para el área educativa de universidades.

Vásquez Samuel recordó que en el año 2012 la Unión Europea, el Fondo sobre Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) realizaron en el país la Primera Encuesta Nacional de inmigrantes con el propósito de establecer los inmigrantes y sus descendientes nacidos en territorio nacional.

El estudio arrojó como resultado que de un estimado de 9,716,940 habitantes que tiene nuestro país, 524,632 son inmigrantes, equivalente al 5,4% del total de la población nacional, de los cuales Haití representa el 87,3% del total de la población de inmigrantes que habitan en el territorio dominicano, mientras que solo un 12,7% de ese total provienen de otros países.

En el contexto político y migratorio, Vásquez destacó:

“A decir de algunos, esta sentencia ha dado una respuesta jurídica acabada a las cuestiones planteadas por la accionante Dequis o Deguis Pierre y es por ello que la decisión aborda situación de política migratoria y de nacionalidad. Esta señora no ha probado en modo alguno que por lo menos uno de sus padres tuviera residencia legal en la República Dominicana al momento de su nacimiento (hoy recurrente en revisión constitucional) ni con posterioridad al mismo, sino por el contrario, su acta de declaración de nacimiento evidencia que sus padres son haitianos, por lo que, a juicio del Tribunal Constitucional, la recurrente no ha cumplido con lo establecido en la Constitución de 1966″.

Por su parte, el profesor José María Espinar Vicente, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de Alcalá de Henares, expuso el tema de la nacionalidad como derecho y como concesión de Estado.

Hizo un recorrido histórico sobre el concepto de la nacionalidad, expresando que ésta «constituye el instrumento que permite insertar al individuo en una estructura política determinada para garantizarle, en su seno, el pleno disfrute de los derechos que le corresponden”.

Destacó que no existen razones personales o circunstanciales que generen el derecho a una nacionalidad determinada y, del mismo modo, ninguna vinculación determina la obligación del Estado a conferir su ciudadanía a todo el que se la requiera.

De su lado, el profesor Eugenio Rubio Linares, Profesor asociado de Filosofía del Derecho de la Universidad Complutense, trató el tema: Los límites de la ideología internacional: a propósito de los votos particulares de la sentencia TC168/13 del 23 de septiembre de 2013”,

Rechazó «por repugnante» la campaña de descrédito de que está siendo objeto la sentencia, Dijo que “la disonancia jurídica corta la certeza del derecho de los ciudadanos, creando un estado de opinión nacional e internacional que ha limitado el conocimiento de la realidad».

Similar rechazo lo expresó el doctor José Iturmendi Morales, Director del Departamento de Filosofía del Derecho y Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense. Hizo énfasis en la calidad de la sentencia y deseó que el Tribunal Constitucional sepa mantener ese rigor y contundencia poco común, y enarboló la valentía de la República Dominicana al comentar que las sociedades más ricas o aquellas con niveles no tan decaídos, están muy lejos de encarar riesgos como el que ha asumido el país al convertirse en víctima de la intolerancia, de la xenofobia y del racismo.

“Pero el problema es encontrar una fórmula que respete los bienes de igualdad, del bien común y del bienestar.

Olmedo Pineda

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *