Diputados de Ultramar plantean creación de instituto como garantía de retorno digno de los dominicanos del exterior

Diputados de UltramarA casi dos meses de ocupar sus curules, el 5 de octubre de 2012, los Diputados de Ultramar introdujeron a la Cámara de Diputados el Proyecto de creación del Instituto de Bienestar del Dominicano en el Exterior (INBIDOEX).

Previo a esto, el 18 de septiembre del 2012, este documento había sido enviado al señor presidente de la República, para su ponderación y posibles orientaciones.

El proyecto del INBIDOEX, firmado por los siete Diputados de Ultramar y avalado por la mayoría de los que componen la Comisión Permanente de Dominicanos en el Exterior, busca garantizar que quienes han vivido fuera de República Dominicana puedan regresar y vivir en el país de manera digna.

Analizada la situación que viven los dominicanos y dominicanas que viven en el extranjero, por sus representantes en la Cámara Baja, quienes además conocen la realidad de la diáspora porque forman parte de ella, los congresistas abordan en el proyecto del INBIDOEX cuatro ejes principales, que son el Retorno digno, Asistencia Jurídica, Repatriación de dominicanos fallecidos y Formación y Orientación para la re-reinserción laboral.

De acuerdo a lo que explica Marcos Cross, quien sirvió de vocero de los Diputados de Ultramar, los Proyectos de Ley cumplen un proceso complejo una vez son introducidos en la Cámara de Diputados. El proyecto del INBIDOEX fue discutido en varias comisiones permanentes y fueron consultadas otras instituciones que de alguna u otra manera están vinculadas al mismo. En ese proceso, pasadas dos legislaturas continuas, perimió en agosto del 2013.

Iniciada la nueva legislatura, el 16 de agosto de 2013, fue reintroducido con las modificaciones que habían recomendado los distintos departamentos de la Cámara Baja y las Comisiones que tuvieron a su cargo su estudio y análisis. Sobre éste ha comparecido a debate por varias ocasiones el presidente del Consejo del Dominicano en el Exterior (CONDEX), Ramiro Espino, quien dio respuesta positiva sobre el proyecto del INBIDOEX al Consejo Nacional de la Seguridad Social.

El gobernador del Banco Central reaccionó al proyecto del INBIDOEX oponiéndose. No valoró positivamente el hecho de que el 0.05% de las remesas, conforme a lo que contempla el proyecto pasen al fondo de sostenibilidad del Instituto. La posición del representante del BC fue catalogada por los Diputados de Ultramar como un acto de inconciencia, ya que según señaló Cross, “miles de dominicanos en Europa, Estados Unidos y Centro América pagan un seguro de repatriación de funerales de 35 Euros en Europa y 36 Dólares en los Estados Unidos y Centro América”.

El legislador, que representa la Circunscripción N°3 del exterior, explicó que la media mensual de envíos que hacen los dominicanos hacia su país, es de 215.20 dólares por persona. Si a este valor se le asigna el 0.05%, cada ciudadano pagaría 1.076 dólares al mes y 12.91 dólares al año, obteniendo un ahorro de 23.09 dólares, en el pago del Seguro de repatriación, que sólo abarca una persona, mientras que el Instituto cubriría a toda la familia y a los dominicanos y dominicanas en sentido general.

“De acuerdo a las estadísticas del Banco Central, en 2012 las remesas ascendieron a un monto de tres mil ochocientos sesenta y cuatro millones de dólares (3,864, 000,000.00). Las remesadoras obtuvieron un beneficio por encima de los 200 millones de dólares. Con este proyecto pretendemos beneficiar a los dominicanos y dominicanas en el sentido más amplio, con un mínimo de esfuerzo para la familia y ninguna carga para el Estado” enfatizó Marcos Cross, diputado representante de la diáspora en Europa.

Conforme a los planteamientos sobre los que se sostiene la propuesta del INBIDOEX, von el 0.05%, es decir, 50 centavos de dólar, por cada cien que se envíen al país, se obtendrían aproximadamente 19 millones de dólares, suficientes para resolver los grandes males que enfrentan los ciudadanos dominicanos residentes en el exterior, que son la segunda columna de la economía dominicana.

Otra de las aspiraciones del proyecto de ley que crearía el INBIDOEX es la modificación de la Ley 168-67 sobre vehículos de motor. Los diputados de ultramar también han hecho esfuerzos para la reapertura de las oficinas de la Junta Central Electoral en el exterior, aprobando la modificación de la Ley 659-44, sobre Registro Civil, y logrando que la JCE reabra en E.U. Se mantienen a la espera de que en los próximos días vuelvan a funcionar las oficinas de Europa y Centroamérica.

 

OLMEDO PINEDA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *