La obsesión haitiana por invadir

[useful_banner_manager banners=168 count=1]

Rubén PresbotPor: Rubén Presbot

En  enero de 1801, el líder haitiano Toussaint Louverture, invadió la Colonia de Santo Domingo, con 7,000 soldados, y la intención de integrarla Saint Domingue hoy Haití, con la absurda consigna o cantaleta de que la isla es “una e indivisible”. El gobernador de la parte española Don Joaquín García, fue obligado a entregar las llaves  de la ciudad y como si fuera poco el indeseable personaje haitiano, que se hacía llamar el primero de los negros y (que hasta se lo han celebrado); confiscó los bienes de la iglesia católica y cerró la universidad.  Permaneció hasta febrero de 1802, teniendo que desistir de su invasión asediado por los franceses.

En 1804, los generales haitianos Jean  Jackques Dessalines, nacido en África, quien ordenara la muerte de todos los blancos en Haití;  y Cristopher Henri, ambos con la ridícula ilusión de ser emperadores; regresan con la desafortunada intención de la “una e indivisible” y ocupan la Colonia Santo Domingo, por dos frentes, el norte y el sur. No pudiendo con la oposición francesa, se ven obligados a regresar a Haití; pero en una manifestación de la abundancia de su corazón, arrasaron territorios como San Pedro de Macorís, Monte Plata, Cotuí, San Francisco de Macorís, Puerto Plata, Monte Cristi y como si fuera poco en Santiago, Henri, asesinó y quemó vivos a decenas de fieles en la sacristía de la iglesia, incluyendo al sacerdotes Juan Vásquez y varios mas; colgando desnudos a ciudadanos notables, en la alcaldía. En la iglesia de Moca, degollaron 40 niños, colocados en el altar mayor e incendiando todos los que estaban en esa iglesia.

Frontera Dominico-Haitiana En 1822, y en un tercer intento. Al tratar los dominicanos de constituir su primera república, proclamada por el preclaro intelectual dominicano José Núñez de Cáceres; aparece el impresentable presidente haitiano Jean Pierre Boyer, sabiendo de ciertas torpezas mentales y el terror dejado por las atrocidades y crueldades previa de los haitianos, desata otra ocupación a Santo Domingo, con la anuencia y pasividad de algunos dominicanos (como sucede actualmente). Y en su obsesión y desorden antropológico, logra establecer una ocupación de 22 años; nuevamente confiscando los bienes de la iglesia católica, restringiendo el uso del idioma español, limitando la educación a solo 6 escuelas en todo el país, cerrando la universidad y limitando el ejercicio de la prensa.  Igualmente atragantado con la infeliz consigna de que la isla es “una e indivisible”.

Después del apóstol Juan Pablo Duarte y sus trinitarios, en 1844, proclamar y establecer la República Dominicana y expulsar a los intrusos del territorio nacional, continuaron ellos con su proyecto histórico de intención visceral y tatuaje cerebral, que lo ha empujado  a continuar invadiendo; tienen los patriotas dominicanos, que mantenerlos a raya, a sangre y fuego, en una guerra patria, compuesta de  varias batallas, una por cada nuevo intento,  que citamos:

 

BATALLA FUENTE DE RODEO, 13 de marzo, 1844; en Neiba, comandada por Vicente Noble y Fernando Taveras.

BATALLA CABEZA DE LAS MARIAS, 18 de marzo 1844, en Neiba, comandada por Manuel de Regla Mota.

BATALLA DEL 19 DE MARZO 1844, en Azua, comandada por Pedro Santana.

BATALLA DEL 30 DE MARZO 1844, comandada por José María Imbert.

BATALLA DE EL MEMISO, 13 de abril, en Azua, comandada por Antonio Duvergé.

BATALLA DE TORTUGUERO (naval) 15 de abril 1844, comandada por Juan Bautista Cambiaso.

BATALLA DE CACHIMAN, 17 de junio 1844, en Elías Piña, comandada por Antonio Duvergé y Felipe Alfau.

BATALLA DE LA ESTRELLETA, 17 de septiembre, en Elías Piña, comandada por José Joaquín Puello.

BATALLA DE BELLER, 17 de septiembre, en Elías Piña, comandada por José Joaquín Puello.

BATALLA DE EL NUMERO, 17 de abril 1849,  en Azua, comandada por Antonio Duvergé.

BATALLAS DE LAS CARRERAS, 21 de abril de 1849, en Baní, comandada por Pedro Santana.

BATALLA DE SANTOME, 22 DE DICIEMBRE 1855, San Juan de la Maguana, comandada por  José María Cabral.

BATALLA DE CAMBRONAL, 22 de diciembre1855, EN San Juan, comandada por José María Cabral.

BATALLA DE SABANA LARGA, 24 de enero 1856, en Dajabón, comandada por Francisco Bidó.

Ahora ante el proyecto de nueva ocupación, por  vía pacífica y orquestada estratégicamente por países poderosos, los gobiernos haitianos y organizaciones dominicanas; cabe preguntarse si en esta batalla, nuevamente saldrá airosa la República Dominicana o vencerán los fusionistas; dejando en la estacada y despreciados a Duarte, Los trinitarios, a todos los muertos en combate y los próceres y héroes de la Independencia y soberanía nacional.

NO SE REGISTRA EN LA HISTORIA, INTENCION ALGUNA DE OCUPACION O INVASION POR PARTE DE SANTO DOMINGO O REPUBLICA DOMINICANA  HACIA SAINT DOMINGUE O REPUBLICA DE HAITI. TRUJILO COMETIO EL GENOCIDIO EN TERRITORIO DOMINICANO (16,000 NO 30,000).

…….PERO VAN A SEGUIR

*El autor es analista político

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *