Comunidad responde a Feria oftalmológica convocada por Consulado Dominicano PR

La joven Alaila González, residente de Santurce se prueba una réplica de lo que serían sus espejuelos.
La joven Alaila González, residente de Santurce se prueba una réplica de lo que serían sus espejuelos. Foto/ Dominga Valdez

Por Dominga Valdez/ Diáspora Dominicana

Santurce, Puerto Rico.- El Consulado Dominicano en San Juan Puerto Rico, islas Vírgenes Americanas e Islas Británicas en conjunto con la Escuela de Oftalmología de la Universidad Interamericana de Puerto Rico realizó, con un notable éxito, su Primera Feria de Salud.

El grupo de voluntarios junto al cónsul dominicano Franklín Grullón.
El grupo de voluntarios junto al cónsul dominicano Franklín Grullón.

Miembros de la comunidad quisqueyana abarrotaron el salón de actos de la Iglesia San Mateo, en la calle San Jorge, esquina Eduardo Conde, para ser evaluados y recibir y espejuelos gratis que les serían donados, según los resultados de sus exámenes.

Los participantes fueron evaluados por estudiantes de doctorados en optometría de ese centro de educación superior ubicado en el municipio de Bayamón.

El cónsul dominicano Frankiln Grullón, manifestó su alegría de que más de 100 personas, se dieron cita al lugar, indicando que para ser un plan piloto, está más que complacido, de que a través de su oficina, pueda ayudar con éstas ferias de salud, a mejorar la calidad de vida de sus compatriotas.

«Ésta feria de oftalmología, deseamos hacerla cada dos meses, porque el problema de visión en la comunidad dominicana residente en Puerto Rico es más grande, de lo que suponíamos, luego haremos una dental, como un servicio del consulado dominicano en San Juan», dijo.

• Los espejuelos recetados a los asistentes, fueron donados, por el Volunter Optómetric Services To Humanity (VOSH), capítulo de Puerto Rico, que preside el Doctor Augusto E. Carrión, explicando la gran importancia de una buena salud visual.

El consulado dominicano estará llamando a las personas, para que pasen a recoger sus espejuelos, tan pronto lleguen, a esas oficinas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *