“La Magnifica al revés”

0
2572

Por Olga Capellán.-

En un gobierno de mi partido no habrá un solo hombre que se haga rico con los fondos del Estado, eso dijo el Profesor Juan Bosch, nuestra meta es servir al partido para servirle al pueblo, fue por ello que él personalmente ordenó en 1986 hacer el “Álbum de la Corrupción”, con la finalidad de enrostrar a los funcionarios gubernamentales de aquella época cualquier desvío por menores que fuesen de los fondos del Erario Público, con la finalidad de adecentar los asuntos del Estado y al mismo tiempo descalificarlos a obtener otro posible período de gobierno.

Al decir estas palabras, la magia del profesor Bosch encantó al pueblo que al mismo tiempo  vio una esperanza de que en un posible gobierno de su partido la situación del país estaría encaminada por buen camino, pero fue todo lo contario, esto ha sido como rezar la “Magnífica al revés”

En los sucesivos gobiernos del peledeísmo se ha hecho lo que nunca se hizo, arruinar al país por los cuatro costados, se fomentó el narcotráfico hasta en los ejes institucionales, está acabando con los pobres, pero no con la pobreza, los combustibles se han elevados a precios nunca visto, los pobres son más pobres y los ricos mucho más ricos, se construyó una fábrica de multimillonarios, de gente que llegaron desde la nada al poder, miembros del Partido de la Liberación Dominicana y sus aliados, con la Constitución de la república se ha hecho lo que a ellos  les han venido en gana, porque se creen dueños de todo el país.

La canasta familiar ya no tiene nombre, el sector salud es vergüenza de la nación, la educación deja mucho que decir, a pesar de los alardes de algunos personeros del gobierno que dicen haber alfabetizados a personas de avanzadas  edades en cuestiones de semanas, pero creíbles no lo son. La criminalidad acampa en todos los rincones y el desasosiego se ha apoderado de la ciudadanía, se esmeran en decir que la criminalidad ha bajado porque ellos con los dineros del Estado están protegidos.

Un buen marco de referencia lo ha sido el sector habitacional, los pobres aquellos que no tienen un techo donde vivir son quienes verdaderamente están siendo ignorados por el gobierno, ya que están pagando altos precios por concepto de alquileres, sin que haya ningún tipo de control que obligue a los dueños de los inmuebles tener los precios  razonables, ya que muchos de los que hacen las leyes forman parte de los propietarios y se benefician de igual manera.

Los precios de los alquileres de viviendas son tan abusivos que en algunos sectores como el Ensanche Ozama, Mejoramiento Social, Villa María o María Auxiliadora, Alma Rosa y otros barrios que fueron construidos en tiempo de Trujillo, al cómodo precio de $2.500 pesos  en compra, hoy día cobran a partir de los $10.000 pesos mensuales solo por alquiler, muchas de las cuales no están en condiciones y en su mayoría aunque existe una Ley del pago de impuestos al Estado, esto no pagan un solo centavos por tales conceptos, pero esto parece no interesarle a nadie.

El gobierno no ha sido capaz de implementar un programa habitacional verdaderamente para la clase pobre como ellos (sus funcionarios) lo fueron antes, ya estos casos son historias pasada, y como son los dueños del país a la Constitución la han hecho valer menos que el presidente Joaquín Balaguer, que en determinado momento dijo que esta era un pedazo de papel, es por ello que se han valido de todo tipo de artimaña, llegando inclusive a despojar de su nacionalidad a los ciudadanos de descendencia haitiana, a pesar de que estos son los hijos de quienes sustentaron con mucho tesón la economía del país a través del corte de cañas, trabajo este renegado por aquellos que se creen auténticos dominicanos, pero que en muchos casos tampoco los son.

Los haitianos fueron y siguen siendo parte sustentadores de nuestra economía de diversas maneras, tanto con el trabajo cañero, sector construcción, así como a través del intercambio de mercado, ya que Haití es el país que más aporta a la economía nacional, por lo tanto forma parte de nuestra economía é historia.

Hasta el año 2010 nuestra Constitución decía que son dominicanos todos aquel que por sangre o hijos de extranjeros nacido en el territorio nacional, por lo tanto ninguna Reforma Constitucional puede tener efecto de retroactividad, a menos que no se haga de mala fe, desconociendo las leyes que rigen el país, los derechos humanos y acuerdos internacionales, entonces ningún ser humano puede heredar un estatus, porque estos al no ser objetos o bienes no se heredan.

El sueño de Juan Bosch, ha pasado a ser una pesadilla para todo el país, sobre todo para los sectores que creen en la democracia, porque sus compañeros del partido que él fundó en el año 1973 con la finalidad de desgarrapatizar al buey, se convirtió en la mayor garrapata de la nación; y es por ello que cabe la pena decir: que esto ha sido como leer la “Magnifica al revés” que es una oración del bien pero los mal intencionados la utilizan para el mal.

Que Dios bendiga, se apiade y proteja a todo el pueblo dominicano.