Guerra contra Siria afectaría Ley Reforma Migratoria

El dirigente del partido Alianza País y excandidato a diputado de ultramar Luis Mayobanex Rodríguez(Radhamés),Por Luis Mayobanex Rodríguez (Radhamés)

Coordinador General de Alianza País

Múltiples resultaran las consecuencias  negativas que tendrá una eventual guerra de Estados Unidos en contra de Siria para la humanidad, particularmente para la clase trabajadora y los sectores sociales más desprotegidos,

Como se sabe, EE.UU. busca afanosamente apoyos importantes de otras naciones y de su propio Congreso para darle algún nivel de legitimidad a su agresión militar en contra de Siria, la que tendría efectos devastadores para la población, el medio ambiente y la economía, prioritariamente, en el Medio Oriente.

Atacada Siria y si se regionaliza el conflicto bélico la estabilidad política y la economía mundial se resentirán severamente, lo cual afectará el nivel y la calidad de vida de la población mundial, salvo la de ese minúsculo sector social estrechamente vinculado al complejo industrial militar internacional.

A esto se adiciona el impacto que un evento como este tendrá, y que desde ya arrastra, sobre el tema de la reforma migratoria en los E.UU.

El movimiento pro-inmigrantes teme que el apoyo brindado por los republicanos al presidente Barack Obama y su plan de guerra contra Siria, sea a costa de la posible reforma migratoria.

 Existe el temor de que el apoyo republicano a Obama sea a cambio de mayores restricciones para reformar el quebrado sistema migratorio, lo cual perjudicaría aun más a los y las indocumentados/as.
 Peor aún. El tema de la reforma llamado a ser prioritario para los/as congresistas al regreso de sus vacaciones de verano, pasa a partir del día de hoy a un plano secundario dado el conflicto con Siria.
Se teme que tal y como ocurrió después de los acontecimientos del 11 de septiembre del 2001, cuando el derrumbe de las Torres Gemelas, que los tambores y las acciones de guerra hagan zozobrar el sueño de legalidad migratoria a que aspiran y necesitan más de 11 millones de seres humanos.
Visto el conflicto Siria-EE.UU. en el contexto expuesto, las comunidades migrantes tenemos mucho más razón para oponernos y condenar el mismo.
Nada tenemos que ganar en una guerra como esta, aunque sí mucho que perder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *