Solicitarán declaren comunidad dominicana NY la meca de reconocimientos y pergaminos

Ramón Mercedes  - NY -Por Raldy Rodríguez

Nueva York, EE.UU.- El activista comunitario, comunicador y dirigente politico en esta ciudad, Ramón Mercedes, solicitará a los actuales funcionarios electos dentro de la comunidad dominicana que la declaren “ante el Concejo Municipal”  como la meca de los reconocimientos, pergaminos y placas, debido a la proliferación y festinamientos en que ha caído esa modalidad aquí.

Expresa que hay varios dominicanos hecho “líderes al vapor”, que su obligación, compromiso y deber dentro de las instituciones donde trabajan, sus áulicos se la convierten en defensa de la comunidad e inmediatamente proponen la entrega de dicho reconocimientos, pergaminos o placas, a través de tercero, y los mismos vienen a ser como el agua, “insipidos e incoloros”, por la falta de méritos y trabajos reales.

Indicó que desde que se produce una descomposición estomacal, dando lugar a una flatulencia, inmediatamente en esta ciudad hay que entregar una placa, pergamino o hacer un reconocimiento.

Dijo que aquí hay un afán tan desmedido por hacer los llamados reconocimientos, que se han dado casos que a los 31 día de una persona ocupar una función en representación del Estado dominicano se le viene a reconocer el esfuerzo y la buena labor, sin ser evaluada, sospesada y vista ante la comunidad, convirtiendo dichos actos en una camándula e ignominia, aseveró.

Mercedes reiteró que la comunidad dominicana ha venido observando que muchos de los reconocimientos, pergaminos y placas entregados, son hechos por pasión política, interés económico, y en la mayoría de los casos, pagados por el beneficiado para aparentar que está trabajando y así satisfacer un capricho personal.

“Hago un llamado a los líderes y activistas comunitarios de la Metrópoli para que no continúen burlándose de la laboriosa comunidad dominicana con la entrega de tantos reconocimientos “inorgánicos” a personas e instituciones que no son merecedoras, porque no han hecho una real labor a favor de la colectividad ni su trabajo ha sido evaluado a profundidad.

Recalcó que para una persona ser merecedora de un reconocimiento, su trabajo comunitario debe reflejarse, sentirse en el seno del pueblo y no en un “clan de personas” y los medios, ya que la mayoría de los casos es un deber y obligación que deben cumplir por la función que desempeñan por la cual le pagan hasta decenas de miles de dólares al mes.

Reconoció que en la urbe hay pocas personas que son merecedoras y otras pocas han recibido esos merecidos reconocimientos y placas por una verdadera labor, realizada a través de los años, a favor de la comunidad dominicana, concluyó Mercedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *