El Caso Haitiano

hatianosPor Milton Olivo

Lo primero es tener claro, que una cosa es el pueblo haitiano. Y otra,  los personajes que lo gobiernan. Eso por un lado.

 Por el otro; El pueblo dominicano que está saturado por una silenciosa,  pacifica e indeseada invasión de nacionales haitianos.

Otro punto trascendente; el alto nivel de negocio existente entre RD y Haiti. Evidentemente las autoridades haitianas consciente de la importancia del mercado haitiano –unos US 1300 de Millones dólares-  para los dominicanos han empezado un proceso creciente de chantaje.

La última medida de las autoridades de Haití,  hoy,  fue cerrar la frontera por Juana Méndez,  porque no se le permite pasar a los Haitianos sin sus documentos en reglas.

Es interesante notar que el 89% de las exportaciones a Haití, son en tres rublos; Varilla, Cemento y Harina de Trigo.

El chantaje Haitiano es evidente; “O hacen lo que exigimos o le afectamos el comercio”. Y nuestra situación es; “Si cedemos cada vez exigirán más”.

Mientras,  cargamos con cientos de millares de sus ciudadanos migrantes ilegales  en nuestro territorio. Y si cedemos hoy, no podremos quitarnos ese fardo jamás. Todo lo contrario se incrementara su invasión.

Esta situación requiere  una energeica reacción patriótica por parte del Poder Ejecutivo. No podemos seguir mirando hacia otro lado. Es evidente que de aquel lado están siendo imprudentes e insensatos y deben pagar por sus errores.

Que haría de ser el titular del poder ejecutivo: Ordenaría a las Fuerzas Armadas dominicana y migración, repatriar todos los nacionales haitianos ilegales. Y que el sector privado ayude aportando vehículos.

La situación política que provocarían millares de haitianos de aquel lado de la fronteras en días, el gobierno haitiano reaccionaria cerrando todas las fronteras a negocios dominicanos.

Nosotros debemos aprovechar para limpiar el país de migrantes ilegales.  Su segunda acción será pedir se detengan las deportaciones a cambio de permitir el comercio.

Nosotros debemos seguir sordos hasta que termínenos con limpiar el país; ni los fabricantes de varillas, ni de cementos, ni los importadores-exportadores de Trigo van a quebrar por un par de meses sin venta.

Y nosotros nos habremos quitado de encima el más grande y grave problema que tiene la sociedad dominicana, la invasión pacífica de millones de haitianos ilegales.

Al final, ellos cederán, y nosotros habremos resuelto el problema y le habremos dado una lección.

El Autor es Presidente del Partido Quisqueya Potencia –PQP-

https://www.facebook.com/PartidoQuisqueyaPotencia?ref=hl

milton.olivo@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *