Taxista dominicano asesinó y descuartizó ex mujer enfrenta entre 25 años a cadena perpetua

21264A32-29F1-444B-A258-EA392D49039F.jpg__505__176__CROPz2x505y176NUEVA YORK._ El taxista dominicano Moisés Martínez de 52 años de edad y acusado formalmente de asesinato en segundo grado y homicidio no premeditado, enfrenta una condena de entre 25 años a cadena perpetua por la muerte y descuartizamiento de su ex mujer, la dominico guatemalteca Jahaira Reyes de 29 cuyo cadéver metió en un tanque plástico de los usados para enviar comida y artículos a la República Dominicana y otros países de El Caribe.

Allegados al acusado dijeron que Martínez, estaba tan obsesionado por la mujer que «hasta la cortó las nalgas» y las metió en un bote (zafacón) dxe basura más pequeño, volviendo poco después frente al edificio 1356 de la avenida Walton en El Bronx, escena del crimen.

Se detalló que el chofer que era la unidad 74 de la base Firts Class Diplo, tenía la intención de entrar al apartamento a buscar el tanque donde había metido el cuerpo desmembrado de la infortunada mujer para tratar de tirarlo en una zona solitaria de la ciudad.

«La noche del crimen, Moisés, que s diabático se la pasó bebiendo y su conducta se notaba completamente alterada», añade el informe.

La policía dijo que el taxista fue arrestado frente al edificio después que patrulleros notaron que estaba actuando sospechosamente a las 6:30 de la mañana.

Cuando lo detuvieron y lo interrogaron, confesó el asesinato y fue él mismo quien llevó a los policías al apartamento.

El taxista dominicanmo fue instruido de los cargos en la Corte Suprema de El Bronx después de ser procesado en cuartel 44 de El Bronx.

Las versiones respecto a las relaciones de la pareja, son dísimiles. Mientras alegan que el chofer y Reyes se la pasaban escenificando discusiones domésticas y que él era extremadamente posesivo y celoso, otros sostienen que por el contrario, se le veía muy tranquilo.

Jesús Ulloa, otro dominicano que es el superintendente del edificio donde Martínez asesinó a Reyes, dijo que nadie que conociera a la pareja podría pensar jamás que el hombre cometería semejante crimen.

«Se veían como una pareja reservada y tranquila y los dos parecían muy decentes», explicó Ulloa.

«En apariencia, no había ningún problema entre ellos y por eso me ha sido máss chocante lo que sucedió», añadió el superintendente.

No está claro si los cuatro niños, tres varones y una hembra que criaba la pareja, fueron procreados por ambos o si algunos o uno de los menores es hijo de una relación anterior.

Lo que sí se estableció es que el taxista y Reyes, se conocieron cuando ella tenía 17 años de edad y él 40.

Debido a que ella decidió mudarse con su hombre, sus padres se alejaron por años de la mujer y se declararon enemistados con el marido.

Una de las versiones más coincidentes sostiene que Reyes, en medio de una separación previa de Martínez entabló una relación lésbica con una colombiana cuyo nombre no ha trascendido y que eso enloqueció y enfureció mucho más al chofer dominicano.

Martínez deberá ser presentado nuevamente en la corte el próximo viernes 26 de este mes de julio para dar seguimiento al caso, pero ayer martes se le negó una petición de fianza a petición de los fiscales.

La Oficina del Médico Forense realiza la autopsia a los restos de la señora Reyes para establecer oficialmente la causa de la muerte, porque hasta se ignora si la asesinó a balazos, con arma blanca o usó algún objeto contundente como tubo de metal o un bate de madera o aluminio.

Pero los primeros asomos son los de que la pudo haber estrangulado.

FAMILIARES Y LA BASE

La policía de la comisaría 44 ha estado tratando de contactar algún pariente de Reyes, pero hasta el cierre de esta crónica el esfuerzo había sido infructuoso.

Damián Rodríguez, director ejecutivo de la Asociación de Dueños de Bases Libres de Nueva York y presidente de Firts Class Diplo donde trabajaban Martínez y Reyes, también dijo que la empresa está en disposición de aportar cualquier colaboración a los familiares de Reyes, pero desde la base, tampoco han podido localizar a nadie cercano a la víctima.

Señaló Rodríguez que el caso ha causado gran consternación tanto entre los ejecutivos de la compañía, como entre los compañeros taxistas de Martínez.

«Expresamos nuestras condolencias a los familiares de la señora Jahaira Reyes y les manifestamos nuestra más profunda solidaridad en este momento de dolor a la vez que estamos en disposición como base de colaborar en lo que sea necesario», añadió el ejecutivo.

Recordó que la víctima se había registrado como taxista en Firts Class Diplo, para trabajar junto a su ex esposo pero sólo estuvo allí unas tres semanas y luego pasó al Departamento de Policía que la asignó a la Fuerza de Tránsito (NYPD Traffic Enforcement).

Autor: Miguel Cruz Tejada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *