Anthony Weiner bajo ataque. Está libre de pecado? Y yo sigo siendo Demócrata.

José Zabala
José Zabala

Por José Zabala

New York- Hoy leí “The New York Times” y me resultó interesante al ver dos temas relacionados al candidato a la alcaldía de la ciudad de New York el Demócrata y neoyorkino Anthony Weiner.

El primer artículo era sobre sus asuntos personales el cual  fue removido, bajo el alegato que no debió ser publicado y el segundo cuestionando su integridad como político durante los 12 años de gestión en el Congreso de los Estados Unidos.

En verdad eso no me sorprende, es el candidato preferido en las encuestas y además de un político perdedor “nadie escribe”.

Ahora pido la palabra: Como todo Demócrata me gusta evaluar a los candidatos que nos van a representar en los diferentes cargos públicos, con el propósito de mejorar nuestra calidad de vida y corregir los males que nos afectan como sociedad.

Después de sopesar a los diferentes candidatos que hoy aspiran dirigir las riendas de La Capital del Mundo, he decidió seguir con atención y esmero las propuestas que hace  el neoyorkino Anthony Weiner, conocedor de todos los problemas que afectan a los ciudadanos de NY. Hoy me pregunto: ¿por qué no debo votar por Anthony Weiner, si soy demócrata?

Anthony Weiner,
Anthony Weiner,

Aunque para muchos suene descabellado, políticamente hablando, Weiner es un ejemplo a seguir. En el 92 se con apenas 27 años se convirtió en el Concejal más joven con propuestas innovadoras que en ese momento eran requeridas y apoyadas por la comunidad y realizo un trabajo excelente, que ya comienza a ser cuestionado.

Su ascenso  fue meteórico, y en el 1998 gano la nominación demócrata para suceder a su Mentor, Charles Schumer en La Cámara de Representantes, siendo juramentado en 1999.  Como Congresista se destacó por trabajar en favor de todas las comunidades y mantuvo un récord impecable como un legislador activo, votando en todas las medidas que directamente impactante al pueblo y el electorado que representaba.

Ahora bien, como un buen demócrata, los asuntos personales de Weiner no me interesan.  Además considero que no violo ninguna ley, y que su gestión y labor como legislador  ante el congreso de Los Estados Unidos está muy por encima de cualquier desliz o error personal, como el que provoco su renuncia.

En una sociedad moderna, en lo que una gran mayoría practica la doble moral simplemente me digo: El que este libré de pecado, que tire la primera piedra.

www.zabalaaldia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *