Ministra Trabajo destaca en Costa Rica importancia políticas nacionales de empleos para una “prosperidad”

La ministra de Trabajo dominicana, Maritza Hernández
La ministra de Trabajo dominicana, Maritza Hernández

Costa Rica.- La ministra de Trabajo dominicana, Maritza Hernández destacó la importancia de la creación e implementación  de políticas nacionales  de empleos  como herramienta de generación de “prosperidad”  de un país.

Su pronunciamiento lo hizo al participar de la reunión del Consejo de Ministros de Trabajo de Centroamérica y República Dominicana, recién celebrada  en Costa Rica.

Hernández  señaló que no se puede estar de espaldas  a la realidad,  por lo que una política nacional de empleos  debe ser el centro  de todas las políticas  públicas de un país.

“Es sumamente importante que los ministros de la región estemos preparando una Política Nacional de Empleo, que es lo que genera prosperidad en un país, no podemos estar de espalda a la realidad, esta Política Nacional debe ser el centro de todas las políticas públicas de un país para que pueda hacer de sus ciudadanos demandantes de bienes y servicios”, comentó  la  Ministra de Trabajo Dominicana.

Los ministros de Trabajo de Centroamérica y  República Dominicana también trataron entre sus temas asuntos como el trabajo decente y el infantil y estudiaron la posibilidad de crear una agenda regional de cara al futuro

Otros ministros

Durante la reunión el  ministro de Trabajo de Costa Rica, Olman Segura Bonilla, exhortó a continuar redoblando los esfuerzos para que en la región crezcan economías dinámicas y abiertas que generen oportunidades  de inversión, crecimiento empresarial entre otros modos  de vidas saludables.

De su la do Elsa Ávalos, viceministra de Trabajo de Guatemala, señaló que las estrategias regionales permitirán también abordar uno de los grandes problemas de la región como es el trabajo infantil.

«Nosotros tenemos alrededor de un millón de niños guatemaltecos trabajando. De dos niños que trabajan en la región, uno es guatemalteco, son niños en muchos casos alquilados por sus propios padres para pedir dinero en las calles convirtiéndose en los principales violadores de los derechos de estos menores», dijo Ávalos.

Los ministros también analizaron la necesidad de impulsar mecanismos de diálogo social entre Gobiernos, empleadores, sindicatos, organizaciones juveniles y otros actores sociales, con el fin de promover el trabajo decente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *