Hagamos del PRSC un Proyecto de Poder

En el PRSC conocemos de sobra los tres conceptos básicos que hemos señalado anteriormente y tenemos excelentes dirigentes con sobrada capacidad e inteligencia para comprender el objetivo que perseguimos.

 Lic. César Fragoso, es Dirigente del PRSC, Miembro de la Comisión Nacional de Comunicaciones.
Lic. César Fragoso, es Dirigente del PRSC, Miembro de la Comisión Nacional de Comunicaciones.

Por Lic. César Fragoso

La vida misma nos demuestra que los seres humanos, los animales y hasta los insectos, desarrollamos nuestros quehaceres fundamentados en tres elementos básicos que podrían resumirse en: lo que por naturaleza viene en nuestros genes, lo que aprendemos por las experiencias de los demás y lo que nos proponemos hacer.

De esa manera vemos como los niños hablan varios idiomas, aunque todavía no puedan leer y escribir (fíjense en los hijos de los chinos para que comprueben esta aseveración), las aves tejedoras hacen sus increíbles nidos sin que nadie les enseñe como hacerlos y las hormigas, vencen obstáculos que parecerían imposibles de salvar, simplemente uniéndose y entrelazándose unas a otras para formar puentes vivientes, permitiendo así que las demás les pasen por encima y se logre el objetivo común del hormiguero.

Esos tres sencillos ejemplos me llevan a pensar que si los reformistas nos lo proponemos y hacemos del PRSC un Proyecto de Poder, tendríamos muchas posibilidades de llegar a dirigir el país a partir de las elecciones del 2016 o quizás en solo 4 años mas tarde de esa fecha.

Si revisamos un poco la historia política nacional, veremos que el PRSC, el PRD y el PLD, han llegado al poder fundamentados en tres aspectos principales, que podríamos decir son: el desarrollo del liderazgo de una persona en particular, (Bosh, Balaguer, Peña Gómez, Fernández), el desprendimiento de los intereses de unos a favor de los otros y, de manera especial, la decisión colectiva de perseguir todos un mismo fin.

El ejemplo más actualizado lo tenemos en el PLD.

Luego de que nuestros aliados perdieran una tras otra las elecciones, sus principales dirigentes, entre los que se destacaron, Leonel Fernández, Danilo Medina y Temístocles Montás, definieron formar un Proyecto de Poder.  Las consecuencias de esa inteligente decisión encabezada básicamente por tres personas, hasta el momento han sido: tres gobiernos dirigidos por Fernández y uno que actualmente  encabeza Medina.

En el PRSC conocemos de sobra los tres conceptos básicos que hemos señalado anteriormente y tenemos excelentes dirigentes con sobrada capacidad e inteligencia para comprender el objetivo que perseguimos.

Si continuamos con el elemento que el número tres ha significado en todo lo expresado y escogemos a tres reformistas para desarrollar nuestro Proyecto de Poder, me atrevo a asegurar, sin el más mínimo temor a equivocarme, que hasta en el 2016 podríamos llegar al poder.

Desde mi punto de vista, esos tres reformistas podrían ser: Carlos Morales Troncoso, Federico Antún Batlle y José Hazin Frapier, pudiendo estos  agregar a otros.

Ellos reúnen muchas cualidades, entre las que podemos destacar tres principales: Experiencia, Capacidad y Eficiencia.

Si, en especial ellos tres, y todos los demás nos ponemos de acuerdo, de esa trilogía, podríamos obtener: un Líder a quien seguir, un Presidente y un Vice-Presidente de la República Dominicana.

También, entre todos, podríamos seleccionar a alguien con la preparación suficiente para que sea el Candidato Presidencial del partido. Si no es Carlos Morales, a mí en particular, me gusta Luis Bogaert. Usted que opina de eso?

En este momento en el PRSC se habla del IV Congreso y de la celebración de primarias para la selección de nuevas autoridades. Unos estamos a favor y otros en contra de que tal o cual dirigente se quede en la posición actual o sea sustituido, y yo me pregunto, que sentido tiene el que sea Juan o Pedro quien dirija el partido si no tenemos un proyecto colectivo de poder?.

Si queremos triunfar, la cúpula del PRSC, de manera especial, debe seguir el ejemplo de los que han triunfado  aplicando los conceptos aquí emitidos.

Todos, absolutamente todos los reformistas; los que nunca se han ido, los que se alejaron, los que no están, los que no han vuelto, los que quieren volver, los que se fueron, los que les gustaría estar, etc, etc, debemos pensar mas en el futuro colectivo del reformismo, que en el individual, y tener pendiente que cualquiera de los miembros de nuestro partido que esté dirigiendo el país, es mejor que uno del PLD o del PRD.

Nuestra meta para estos tres años que faltan para las elecciones del 2016, debe ser establecer las bases para ir a una primera vuelta electoral con un candidato reformista y poner el partido lo suficientemente fuerte como para tener verdaderas posibilidades de ganar en una segunda vuelta con el respaldo de nuestros aliados o, en su defecto, si no somos los que por los votos obtenidos seamos escogidos para competir  en la segunda parte de la contienda, dar el respaldo a un candidato extra partido, en base a una negociación clara y definida de nuestra participación en el nuevo Gobierno.

Ahora bien, si queremos volver al Palacio Nacional, quizás con uno de los dirigentes arriba señalados  o con otro cualquiera que sea elegido por todos los reformistas, lo único que tenemos que hacer es sacrificar un poco nuestros intereses particulares, dejar a un lado las diatribas y el querer hacernos daño los unos a los otros y ponernos de acuerdo para que todos juntos: Hagamos del PRSC un Proyecto de Poder. ¿Está usted de acuerdo conmigo?.

 

El Lic. César Fragoso es Dirigente del PRSC, Miembro de la Comisión Nacional de Comunicaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *