Productores Dominicanos de Cine, TV y Obras de Teatro se Burlan del Dominicano en el Exterio

Es lamentable que muchos quieran exhibir sus obras orientadas solamente al mercado dominicano en los E.U., y esto me parece un gran error de parte de un productor de obras ya sean de cine o teatro.

directors-especial-edition-alarm-clockPor José Zabala

Hablar de James Cameron (Avatar) o Steven Spielberg ( ET) o quizás Pedro Almodóvar (Mujeres al borde de un ataque de nervios)  me resultaría muy “profundo” y tal vez creamos que todo está dicho, pues  estos grandes maestros del cine elaboran sus producciones con muchos recursos pero sobretodo vanguardismo y creatividad.

Si nos referimos a los productores dominicanos, si que hay mucho de qué hablar debido a que en su mayoría se han quedado suspendidos en el tiempo,  sin innovaciones ni nuevas ideas para desarrollar un tema que sirva como base de un buen guion. A veces me pregunto si es que tienen miedo a innovar; creo que aparentemente algunos productores de espectáculos se han  olvidado de un concepto básico y elemental que dice así: “La distancia más corta entre dos puntos es la recta que los une”.

De que estoy hablando hoy? Es posible que de nada nuevo, pero lamento decirles que ya no estoy acudiendo a las salas de teatro frecuentemente donde presentan películas u obras dominicanas, y mucho menos veo reportajes y series de televisión relacionados con la comunidad dominicana en los Estados Unidos.

En estos últimos tiempos a mi juicio lo que pasa con algunos productores es que están enviando el mensaje equivocado y de una u otra forma comprometen la imagen del dominicano en el exterior a través de sus trabajos, ya sea películas, obras de teatro, series de televisión, comedias, es decir que de   inmediato los que se están viendo mal son esos productores que se han quedado en el pasado haciendo más de lo mismo, en un estilo “ochentoso”, como si el dominicano se hubiera quedado suspendido en el tiempo y sin avanzar.

Yo no soy quien para refrescarle la memoria a esos grandes genios de la imaginación, pero las estadísticas no mienten cuando ubican a los inmigrantes dominicanos en los Estados Unidos y el mundo,  como el grupo más joven, de mejor  avance y nivel profesional, actualizado y con más apego a sus raíces culturales reales.  Es decir que en su mayoría desconocen ese estilo “ochentoso” o lo tienen olvidado, estilo que algunos productores pretenden seguir manteniendo.

Es lamentable que muchos quieran exhibir sus obras orientadas solamente al mercado dominicano en los E.U., y esto me parece un gran error de parte de un productor de obras ya sean de cine o teatro. El punto más crítico de esta nota es que viendo algunas de esas obras se sigue proyectando la imagen del dominicano violenta, con refranes chabacanos y poca clase, y que se mofan con chistes de mal gusto de cualquier comunidad específicamente la comunidad gay.

Y otro aspecto negativo en esas producciones la falta de respeto a la imagen de la mujer, situándola con rolos y chismes de patio en pleno siglo XXI. Presentan un espectáculo visual deprimente, con poca calidad para el disfrute del dominicano dentro y fuera del país.

Quiero recordarles a mis amigos productores que los dominicanos del mundo si sabemos que  “la distancia más corta entre dos puntos es la recta que los une” y ustedes tienen que buscarla, solo así se podrá alcanzar el camino del éxito y del desarrollo, y sobre todo en el área de producción de cine, obras de teatro y series de televisión. Los avances del cine y la televisión van por una ruta rápida y no local, es decir que por eso se trazan recta  para llegar más rápido a la meta.

Hoy no quiero soñar, pero tengo la esperanza de que este nuevo año 2013, llegaran nuevos talentos, productores y cineastas con experiencia, nueva visión e ideas  para rescatar al cine dominicano.

 

Mis amigos yo estoy claro con esto, no sé ustedes!!!. www.zabalaaldia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *