“Abusivos”

Me voy más  lejos y lo que da es risa, hasta de una reunión para coordinar alguna actividad,  desean una nota; esto es ya más que abuso, un relajo.

Awilda Gómez. periodista
Awilda Gómez. periodista

Por  Awilda Gómez

Como periodista afectada por los abusos cometidos contra los medios dominicanos en la isla y los periodistas que damos la milla extra, haciendo muchas veces esfuerzo sobre humano por cubrir una actividad, donde ni siquiera nos dispensan una mención  o un saludo.

Me sumo a los reclamos del locutor radial Orlando Ramírez, del programa “La Tarde Alegre” y las expresiones de mi colega la periodista Dominga Valdez, donde después de leer su escrito, es donde me lleno de coraje y rabia, porque simplemente una comunidad abusiva entienda que estamos en la obligación de darle cobertura a todas sus actividades, incluso hasta las personales, sin ni siquiera imaginar si llegamos en  autobús, tren urbano o a pie.

Quiero aclarar, que Awilda Gómez, no necesita foro de nadie, para demostrar la calidad de mi trabajo periodístico, como profesional se lo que doy y lo que he dado en el tiempo que tengo en la “Flamante Comunidad Dominicana” en la isla, donde todos quieren hablar por el micrófono, salir en todas las fotos y que también se envíen sus notas a los medios digitales de República Dominicana, específicamente en su pueblo, para que lo vean y sepan que ellos están trabajando en Puerto Rico a favor de la comunidad.

Tal vez, muchas personas no se imaginan lo que cuesta realizar una nota de prensa bien lograda, porque  es muy fácil tirar una foto con un celular y después no poder describir lo sucedido en ese lugar.

Reitero, que honestamente nuestro trabajo debe ser tomado en cuenta, porque jamás y nunca sería lo mismo ser locutor, comunicador, maestro de ceremonia, que fajarse a media noche a vaciar todo lo que se le ocurre hablar a una persona durante una actividad y después tener que buscar la vuelta para coordinar esos párrafos, redactar de manera sincronizada y lograr  que el mensaje real del acontecimiento o evento a donde fuimos apoyar con nuestro trabajo llegue a los lectores con claridad.

Lo peor es que nadie piensa que no se nos paga nada por nuestro trabajo, muchas personas dicen que estamos muy activas y guisando mucho, porque el lector entiende que si trabajamos  cobramos, entonces pregunto: ¿Debemos los y las periodistas estar como dicen en mi país, como el arroz blanco en todos los lados y el dueño del evento sin considerar que también tenemos necesidades que cubrir?.

Porque para nadie en la comunidad dominicana en Puerto Rico, es un secreto que no les gustan pagar por el trabajo que el periodista hace, o por la publicidad que deben pagar a  los medios por el cual difunde sus actividades o evento.

Que seamos digitales, no quiere decir que tengamos menos importancia que los periodistas de otros medios, porque sinceramente me pongo a pensar y analizar la perdida de tiempo y el “Doble abuso” cometido  contra las personas encargadas de difundir y dar a conocer las actividades de nuestra comunidad!!, que son bastantes por cierto!!, me voy más  lejos y lo que da es risa, hasta de una reunión para coordinar alguna actividad, ellos desean una nota, esto es ya más que abuso un relajo.

Recuerden que también tenemos gastos mensuales como todo ser humano normal, y también les recuerdo que no tenemos un salario mensual ni quincenal y mucho menos semanal  que podamos contar  con ese ingreso para poder subsistir en una isla con una recesión económica brutal, donde ni para ejercer el “pluri empleo” aparece nada.

Ustedes creen que es posible, que para las actividades llamen sin fallar, llenen los correos electrónicos de mensajes, pero a la hora de pagar por nuestros servicios se olvidan que somos el ente más importante  de su actividad, somos esa ficha clave que todos buscan, donde destacamos con punto y coma y resaltamos datos para no quitarle lucidez a su evento, porque esa es la labor del periodista ingeniársela para crear un trabajo bien logrado de informar correctamente lo sucedido.

Me llama la atención, el párrafo que escribió la colega Valdez, donde expresa que un personaje, del Consulado Dominicano aquí en la isla, le dijo en su cara “Que del periodismo no se puede vivir en estos tiempos”, a esta altura del juego, ¿tendremos que volver a las aulas con nuestra libreta y pedirle sugerencia a ese personaje de cual carrera el o ella piensa que se puede vivir?, para entonces después de su sugerencia ponernos a ver, cual carrera tiene más salida.

Lo curioso y  abusivo  es que hasta para una actividad que el periodista va a cubrirle, te dicen!!Son tanto la boleta!!,.. como si también tenemos que pagar para darle un servicio el cual ni pagado es al que se desvela mientras ellos duermen placidamente en sus casas con todos sus gastos pagos y posiblemente al día.

Finalmente, reitero mi apoyo a las molestias expresadas por el locutor Orlando Martínez y la periodista Dominga Valdez, quienes no están más alejado de la verdad y la realidad en que vivimos en estos días donde todo cuesta.

*La autora es Periodista. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *