Dominicano acusado de asesinar ex novia día de año nuevo jura inocencia en la corte

Dominicano acusado de asesinar ex novia día de año nuevo jura inocencia en la corteNUEVA YORK._ Jonathan Peña Castillo, un dominicano de 21 años de edad y acusado por el asesinato de su ex novia Judith Rojas (también dominicana) el 31 de diciembre frente a un edificio en el Alto Manhattan, juró que su inocencia al ser presentado oficialmente ayer miércoles en la Corte Suprema Estatal.

Peña Castillo está acusado de asesinato en segundo grado, por lo que pudiera enfrentar entre 25 años en la cárcel a cadena perpetua.

Tendrá que regresar al tribunal el 17 de abril de este año, dijo la Fiscalía del Distrito de Manhattan en un comunicado.

El fiscal Cyrus R. Vance Junior dijo en la declaración que Peña Castillo, asesinó a Rojas un día de año nuevo en el que ella debió haber compartido la festividad con su familia, pero el acusado, truncó su vida y sus sueños.

«Esa familia, en vez de celebrar, tuvo que llorar la pérdida por asesinato de un ser querido», añadió el fiscal Vance.

El caso conmocionó a la comunidad dominicana del Alto Manhattan y movilizó a sus principales líderes políticos y activistas comunitarios contra el flagelo de la violencia doméstica.

Peña Castillo ultimó a rojas de siete puñaladas por la espalda, después que la víctima se negara a continuar sus relaciones con él. Luego de acosarla, amenazarla y asecharla, consumó sus amenazas la tarde del último día del 2012 (31 de diciembre) en la entrada del edificio donde ella residía con sus parientes.

Rojas, quien tenía 19 años de edad era estudiante en el Colegio Comunitario de El Bronx (Bronx Community College) y soñaba con graduarse pronto.

Peña Castillo, quien intentó suicidarse luego de ultimar a la mujer permaneció varios días interno en un hospital, pero se recuperó de las heridas auto infligidas.

El asesinato consternó a la comunidad dominicana del Alto Manhattan que repudió el crimen y se solidarizó con la familia de Rojas, una sobresaliente estudiante universitaria.

La víctima regresaba de una lavandería en el vecindario Inwood a la casa de sus padres, cuando sorpresivamente el asesino la interceptó en la puerta del edificio y la apuñaló varias veces en la espalda.

Los investigadores dijeron que el hombre mató a la estudiante en un arrebato de celos y machismo, ya que ella había decidido romper sus relaciones con él a lo que el acusado se resistía y la amenazó varias veces con asesinarla.

Peña Castillo acosaba a Rojas con mensajes de texto, llamadas telefónicas e iba regularmente al apartamento de la víctima para intimidarla.

La muerte de la estudiante dominicana se suma a las docenas de asesinatos que por violencia doméstica o de género, sigue sacudiendo el barrio con mayor población dominicana en el mundo situado en la parte Norte de Nueva York.

Las estadísticas sostienen que es uno de los sectores con más altos índices de muertes por ese motivo cada año.

Autor: Miguel Cruz Tejada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *