Madre dominicana en Broward da gracias por su vida y las de sus trillizos

Por Ruth de los santos

La dominicana Andrea Temperino, residente en Coral Springs, tiene mucho por lo cual dar gracias este jueves, cuando en Estados Unidos se celebra el día de Acción de Gracias, pues de milagro salvó su vida y la de sus diminutos trillizos, al diagnosticársele con ocho semanas de embarazos una rara enfermedad que amenazaba con acabarla no solo a ella si no a sus vástagos.

Los trillizos de Anthony y Andrea Temperino estaban previsto que llegaran al mundo el día 11 de enero pero debido a esta enfermedad llamada Miastenia gravis, con la que la naturaleza solo premia a una de cada cien mil mujeres y se cree que esta es la primera víctima con embarazo múltiple que es atacada por la rara dolencia.

La citada enfermedad debilita los músculos que intervienen para respirar, tragar y hablar. En cierto momento, Andrea estuvo en condiciones extremadamente graves y a punto de morir.

Los Temperino y lo que Anthony calificó como su “equipo soñado” de médicos de la Universidad de Miami, hablaron sobre la angustiosa odisea de la pareja y su feliz final.

“Es difícil expresar cuán agradecido se siente uno”, dice Anthony, piloto de una compañía de vuelos fletados, que, como su esposa, tiene 34 años. “Cómo da uno las gracias por la vida de su esposa, y por (las vidas de) los bebés… Mi vida sería completamente diferente de no ser por estos” médicos.

En junio, los Temperino buscaron atención en un hospital de Broward después que Andrea comenzó a padecer de entumecimiento de los labios y debilidad. Tenía tantas dificultades para respirar, que dormía todo lo que podía sentada en una silla. Pasó 10 días en cuidados intensivos, pero las numerosas pruebas que se le hicieron no arrojaron ningún diagnóstico. Un médico sospechó que se trataba de Miastenia gravis, pero un neurólogo estuvo en desacuerdo.

Cada vez más frustrado, Temperino pidió los registros de su esposa y la condujo al Jackson. Al día siguiente, el diagnóstico de Andrea estaba listo. Su esposo durmió todas y cada una de las noches junto a ella, en el hospital, hasta que fue dada de alta al cabo de cinco semanas. Las emergencias aéreas no son comparables a lo que él sintió a causa de todo lo que su esposa había pasado.

“Podría encontrarme en una avión vuelto de revés. Esto me hizo sentirme mucho más nervioso”, dijo.

Temperino recuerda lo que el Dr. Ashok Verma, el neurólogo que atendió a Andrea por Miastenia gravis, le dijo: “Su esposa es mi paciente más preciado. Ella tiene no sólo una vida de la que me estoy ocupando, sino cuatro”.

Los Temperino, que se conocieron en Boca Ratón cuando Andrea era la jefa de Anthony en un banco, se casaron en el 2005, pero no habían tenido suerte en procrear una familia. Ayden fue concebido mediante la Fertilización in Vitro (IVF), y el primer embarazo de Andrea fue normal. Después de otra ronda de IVF, salió embarazada de Ashton y de gemelos idénticos, Alexander y Austyn. Después del diagnóstico de Miastenia y del tratamiento correspondiente, se sintió bien hasta que, a las 30 semanas, empezó a padecer de dolor abdominal. La pareja regresó al Jackson, y “al cabo de 15 o 20 minutos de llegar, Andrea estaba en camino hacia un salón de operaciones”, dijo el Dr. Salih Y. Yasin, director de obstetricia en el Centro para Mujeres del Hospital Jackson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *