Rescatemos el Lago Enriquillo, un pedazo de nuestra tierra en peligro!

Opinión

Pero al llegar al Lago Enriquillo la desolación y la impotencia se deja sentir.

Por Domi García Saleta.

Las inundaciones en el Lago Enriquillo preocupan a mucha gente pero ver de cerca y recibir información de expertos sobre la situación real, te hace de inmediato ser parte de aquellos que hoy buscan solución a esta crisis.

Me tocó recorrer la zona, la que no visitaba desde hace por lo menos un año.

Llegué con un grupo de periodistas como parte de un diplomado sobre Medio Ambiente y quede impresionada con la esplendorosa belleza de la zona que te conduce al lago, que lucia un verdor como nunca antes.

Las lluvias de los últimos meses han dejado florecer el verdor y frondosidad de la tierra del lejano Sur.

El trayecto nos condujo a las Barias, un hermoso balneario de agua fría y cristalina y después pasando por La Descubierta el verdor se hace mas intenso y una escalera en piedra te invita a detenerte en Las Caritas de Los Indios, espacio donde un mirador te llama a disfrutar de la exhuberancia de la zona y de la historia del país mostrándote los vestigios de las poblaciones indígenas.

Pero al llegar al Lago Enriquillo la desolación y la impotencia se deja sentir.

Este lago que lleva el nombre del cacique Enriquillo , taíno que se rebeló contra los españoles, es considerada la mayor reserva natural de agua de la República Dominicana y la temperatura en toda la zona oscila entre 27 grados Celsius a 28 °C y su salinidad es mayor que la del mar .

El impacto que ha dejado la subida de las aguas del Lago sobre las comunidades adyacentes mantiene enfrentado a los expertos y a las autoridades situación que en nada ayuda a resolver la crisis.

La vegetación de los alrededores es de bosque seco y espinoso, pero también se pueden ver algunos manglares, árboles muy tolerantes a la sal

Encontramos además guayacán, bayahonda o cambrón y otras especies nativas.

Las iguanas rinoceronte y de Ricord te dan la bienvenida, todas están fuera de su habitad y eso se refleja en ellas, te reciben alborotadas al parecer queriéndote decir que acudas en su ayuda.

Y es que estos inquietos reptiles podrían no existir cuando en menos de un año yo vuelva a la zona y eso me dejo muy inquieta.

En la entrada del lago ya no esta la el pequeña piscina de aguas sulfurosas de un fuerte olor , debido al contenido de azufre, a la que le atribuyen propiedades curativas .

Tampoco se observa la presencia y el vuelo de exóticas aves como el flamenco y la garza.

En la zona también habita el cocodrilo americano cuya población en el lago es una de las mayores del mundo en estado silvestre, y en el país es considerada una especie en peligro de extinción.

En los alrededores del lago decenas de familias esperan por una ayuda del gobierno y en sus tímidas sonorizas se ve la preocupación por el entorno que siempre les ha servido de hogar y de sustento.

Me explicaba un conocido experto dominicano que según los instrumentos de las Naciones Unidas, las personas que viven cerca al lago son consideradas “refugiados ambientales”, por lo que el Estado debe ser responsable de garantizar su vida y seguridad.

“desde aquí años atrás no se observaba el lago pero mira ahora como sobresale” nos dijo un residente.

La comunidad espera su reubicación y sabe del peligro que representa la situación, mientras miran con desolación como el lago se convierte en mar y arropar su entorno.

Mientras los expertos se ponen de acuerdo en encontrar la razón del crecimiento para destinar los recursos para su solución, una comunidad completa y aquellos que nos preocupamos por nuestra fauna y flora quedamos impotentes, sin opción de respuesta y acción.

Pero como la esperanza es lo último que se pierde corre la voz y únete a esta causa y rescatemos el Lago Enriquillo, un pedazo de nuestra tierra en peligro!

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *