Por error de un banco una dominicana fue acusada de robar tarjeta de débito

NUEVA YORK._ Por un error de un banco en Lawrence, la policía difundió una fotografía en los medios en la que aparecía la dominicana Ginisis Gil, sacando dinero de un cajero con una tarjeta robada.

Pero ella no era la persona que las autoridades estaban buscando, sino un hombre.

Gil, madre soltera que trabaja para mantener a sus dos hijos y estudia el bachillerato en su casa (GED), se quejó junto a su abogado de que la policía ha dañado considerablemente su reputación.

Posteriormente, las autoridades entregaron una imagen de un hombre que fue quien realizó el robo de la tarjeta y la usó en el cajero.

La difusión de la fotografía en blanco y negro de la dominicana se produjo hace tres semanas y Gil, dijo que cuando todo estaba mejorando en su vida, comenzó a derrumbarse a velocidad del rayo por el error de los funcionarios bancarios.

La policía descargó a Gil de toda culpa en el robo después de haber comprobado que el retiro lo hizo de su propia cuenta.

«Fue horrible, no podía llevar a mis hijos a pedir dulces el día de Halloween y cuando fui a la tienda a comprar algunas cosas, la gente me miraba, cuando llevé a mis hijos a la parada del autobús las otras mamás hablaban de mí», agregó.

«Donde quiera que iba, la gente me señalaba y me miraba. Oí gente diciendo que yo era la mujer que la policía estaba buscando», relató Gil.

Dice creer que la gente la reconoció por un tatuaje con la palabra «creer» que tiene en la parte superior del pecho derecho. Esa palabra también la tienen tatuada varios miembros de su familia que son sobrevivientes de cáncer.

El dibujo puede verse claramente en la foto difundida a los medios por la policía. Trató de esconderles a sus hijos lo que estaba ocurriendo, pero uno de ellos, le preguntó que si iba a ir a la cárcel.

Una nueva foto del sujeto sospechoso ha sido lanzada al público por los investigadores que usó la tarjeta robada en un cajero del Bank of America en la sucursal de la calle Plaistow.

«Fue un error lamentable y reconocemos que como resultado de ese error, entregamos la foto a los medios que no era», dijo el subjefe de la Policía Donald Thompson.

El banco declinó hacer comentarios y refirió los reporteros a la policía.  El abogado de Gil, Thomas Torrisi dijo que la equivocación ha provocado gran vergüenza y dificultades para su clienta y su familia.

«Ella no quiere más que se restablezca su reputación intachable que tiene en la comunidad», expresó el jurista.

El caso comenzó cuando el 15 de octubre una mujer dijo que su cartera le había sido robada  de su carro estacionado en el frente de «Latitud Sports Club» y la policía publicó la imagen con la esperanza de conseguir información acerca del ladrón.

El sospechoso retiró $502 dólares del cajero automático en Haverhill. Los investigadores dijeron que recibieron numerosas llamadas de personas que identificaron a la mujer de la foto como la señora Gil. Incluso, fue ubicada por el tatuaje que también es visible en sus fotos de facebook.

Un amigo la llamó para decir que su foto estaba en internet y que la viera por sí misma. Despertó a su mamá y su hermano y vieron su imagen en los iPhones. «Me dije que si eso era una broma, no tenía gracia».

Llamó a la policía y al día siguiente habló con el detective Carl Rogers que investigaba el robo. Fue bombardeada con docenas de mensajes de amigos y amigas en facebook pidiéndole explicación.

Respondió, lo que le dijo a la policía, que no sabía del robo y que no quería ir a la cárcel por un delito no cometido.

Su madre, Isabel Robles, dijo que aconsejó a su hija mantener la cabeza en alto, porque estaba segura de que era inocente.

Escrito por Miguel Cruz Tejada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *