Ley, robo,orden

Cuando nos roban…..ponemos el candado

Por Liliam Mateo

No se puede negar.  Forma parte de nuestra idiosincrasia dominicana: después que nos roban es que ponemos cerradura segura.   Luego de tantos funcionarios públicos gozar de pensiones millonarias, sin haber cotizado al Estado.  Luego del escándalo de algunos servidores públicos ser descubierto cobrando lujosas pensiones que no trabajaron que constituyen un robo al Erario, es que se toma la decisión de “legislar” para que ese tipo de hurto al estado “NO CONTINUE OCURRIENDO”.

Quien suscribe, considera que la única ley que debe ser sometida al Congreso Nacional es aquella mediante el cual SE ACABEN LOS PRIVILEGIOS EN REPUBLICA DOMINICANA. Bastante leyes aprobadas hay, y ninguna se cumplen….

Que importa que se apruebe y promulgue una ley para regular el otorgamiento de pensiones, si los privilegios forman parte del “estatu-politico-social” dominicano.

Se puede saludar la decisión del senador por Santiago de los Caballeros, Julio César Valentín de someter junto a otros parlamentarios del partido morado  un Proyecto que regulará las pensiones de reparto estatal y Planes de Pensiones Autónomos el país.

Ese proyecto establece la edad de 60 años como mínima para la obtención de una pensión por antigüedad en el servicio.  Valentin, quien hasta hoy, ha demostrado ser un servidor público transparente en el ejercicio de sus funciones rechaza  la práctica de recibir lujosas pensiones, sin cumplir condiciones de edad y antigüedad en el servicio, señalando que se ha desnaturalizado la finalidad del sistema de pensiones, “amparado bajo el modelo de reparto y de las instituciones autónomas descentralizadas y financieras, contribuyendo con eso al acrecentamiento de las desigualdades sociales existente”.

Para el, resulta  irritante el otorgamiento de ostentosas e inmerecidas pensiones, pero para las decenas de desaprensivos funcionarios millonarios esa práctica es un privilegio que no les avergüenza disfrutar.

El senador Julio Cesar Valentin asegura que la  pieza legislativa busca romper con la discrecionalidad en el otorgamiento de pensiones a personas que no cumplan con las condiciones de enfermedad, incapacidad o vejez.

Y, la finalidad de regular, de forma integral, las pensiones por antigüedad en el servicio de los afiliados amparados por los planes de pensiones siguientes: Planes de Pensiones de Reparto que permanecieron activos a la entrada en vigencia de la Ley No. 87-01, Planes de Pensiones de Entes Centralizados, Planes de Pensiones de Instituciones Autónomas Descentralizadas y Financieras y Planes de Pensiones de Entes Constitucionales con Régimen Propio.

Sostengo que el asunto de no es de “ley”, sino acabar con los irritantes privilegios, establecer orden institucional.

*La autora es periodista

Lilliammateo61@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *