Dominicano asesina pareja en NJ frente a una hija de 14 meses y luego se suicida

NUEVA YORK._ Un dominicano identificado como Manuel Rodríguez de 50 años de edad, asesinó a su pareja sentimental Wilma Díaz de 34 en un homicidio-suicidio ya que los cuerpos de ambos fueron encontrados en habitaciones del apartamento 165 en el lujoso complejo residencial Hempstead Gardens del poblado Franklin Township, confirmaron la fiscalía y la policía del poblado. Las autoridades dijeron que las víctimas tenían sendos balazos en sus cabezas.

Oficiales de la policía de Franklin respondieron a una llamada al 911 a las 11:38 de la mañana en la dirección 165 de la calle Hempstead Drive, donde se ubica la vivienda y encontraron los cuerpos de la pareja en un charco de sangre.

Díaz agonizaba todavía cuando llegaron las unidades y los paramédicos y Rodríguez había muerto en el dormitorio.

El hombre fue ingresado en la emergencia del Hospital Universitario Robert Wood Johnson en New Brunswick, donde expiró horas más tarde. El parte policial sostiene que según versiones de vecinos y familiares de Díaz, Rodríguez le disparó delante de una hija de ambos de apenas 14 meses de nacida y la que fue encontrada en las afueras del edificio en brazos de una mujer desesperada, cuando llegaron los oficiales a la escena.

La Oficina del Fiscal del Condado Somerset, dijo en un comunicado que Rodríguez disparó a Díaz, antes de quitarse la vida por sí mismo. La pareja llevaba nueve años de relaciones, pero ella decidió romper la unión y acorde con versiones de vecinos y allegados, el hombre acostumbraba a protagonizar escenas de celos, pero en la policía nunca se recibió una denuncia por violencia doméstica o acoso.

El fiscal dijo que se ha programado la autopsia a los cuerpos posiblemente para este fin de semana y determinar oficialmente la causa de las muertes de la pareja.

Los investigadores dijeron que probablemente poco antes de matar a su pareja y suicidarse, Rodríguez llamó a uno de sus familiares, le pidió que se comunicara con la policía e ir al apartamento para que recogiera a la hija de 14 meses, porque algo había sucedido.

Autor: Miguel Cruz Tejada

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *