Entidades piden abordar el gasto y sanciones a culpables del déficit

Las organizaciones sociales del Consejo Económico y Social (CES) afirmaron que no dialogarán de reforma fiscal si no se aborda el tema del gasto y se establecen sanciones para los responsables de provocar un déficit de 8% del PIB y que aún se mantienen en altos cargos públicos.

Exigen que se transparenten las finanzas públicas, se reoriente el gasto, haya un presupuesto sin impuestos y con el 4% del PIB para la educación preuniversitaria y  un régimen de consecuencias para quienes provocaron el despilfarro de los fondos públicos.

Afirman que una reforma tributaria sin racionalización del gasto público no creará estabilidad.

“Es un error presentar un proyecto de ley destinado exclusivamente al  aumento  de impuestos en lugar de una propuesta de pacto fiscal. Esto contradice tanto lo que plantea la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo como lo acordado entre los sectores productivos, laborales y sociales representados en el Consejo Económico y Social”, dijeron.

Pidieron además  que se entregue la propuesta de presupuesto del 2013 de forma más detallada para  discutirlas antes de cualquier conversación sobre impuestos.

Dijeron que los datos presentados por el Gobierno en el Palacio Nacional con representantes del CES no tienen los detalles requeridos para evaluar la racionalidad de los gastos previstos. Expresaron su preocupación de que si bien es cierto que el Gobierno ha dicho que cumplirá con el 4% para la educación, también se incluyera otro escenario con un presupuesto menor (2.6% PIB).

Consideraron esto como improcedente en vista de lo establecido en la ley y del compromiso político y social que ha suscrito.

Apuntaron que no están en contra de un aumento de la presión tributaria siempre y cuando los recursos sean utilizados con responsabilidad y pulcritud para alcanzar desarrollo.

Estas consideraciones fueron dadas a conocer en el análisis de coyuntura que se realiza cada mes en el Centro Bonó y que ayer se  centró en el tema del presupuesto y el proyecto de reforma tributaria que presentó el Gobierno.

Al tema se refirieron Roque Féliz, subdirector del Centro Bonó,  los economistas Rafael Joviné y Rosa Cañete, entre otros.

Cañete apuntó que el Gobierno debe dar garantías de austeridad para generar confianza, luego de una gestión deficiente que ha generado déficits  durante cuatro años consecutivos.

Persuadir

Roque Féliz indicó que  a través del CES seguirán trabajando para persuadir al Gobierno de que modifiquen su propuesta de reforma  por otra que apunten más hacia los objetivos de desarrollo.

 Educación

Informó además que llevarán sus planteamientos  a la población para empoderarla del tema, para que no sea manipulada,  y  generar un movimiento cívico nacional.

Poca austeridad

Para las organizaciones sociales las medidas de racionalización del gasto dispuestas por el presidente mediante el decreto 499-12 son  insuficientes.

Entienden que es necesario una reforma sustantiva del modo de usar y gastar los fondos públicos, para que a quienes tienen las funciones de administración pública no dispongan de los recursos de la nación como si fueran de su propiedad, ignorando la planificación plurianual orientada a resultados verificables, así como las normas establecidas.

“El gobierno debe transparentar la rendición de cuentas y convencer a la ciudadanía de que las normas de control y administración presupuestaria no se continuarán violando impunemente, para lo cual deberá comprometerse a reparar los daños que esta práctica política ha generado en la sociedad estableciendo una norma de responsabilidad fiscal que sancione a quienes violen la Ley y abusen de su poder”, apuntaron.

Las descentralizadas

Cañete criticó que en el proyecto de reforma el Gobierno contemple congelar las asignaciones a entidades autónomas cuando lo que procede es reorientarlas.

Al respecto, la diputada Guadalupe Valdez favoreció que los fondos  que usan los legisladores para asuntos sociales sean destinados al ministerio de Salud u otro, ya que cada año los congresistas reciben millones  para regalos el Día de las Madres, juguetes y ayudas a particulares.  Recordó que la función del Congreso es de representación, no de asistencialismo.

Fuente: Hoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *