Contra unión homosexual y aborto, expelotero dominicano Manny Tavarez busca senaduría en Distrito 33

0
29
NUEVA YORK._ El ex pelotero profesional y ex escucha de varios equipos de Grandes Ligas, Manny Tavarez se ha convertido en el rostro del nuevo liderazgo político de El Bronx y busca ser electo en las primarias demócratas del 13 de septiembre el escaño de la senaduría estatal por el distrito 33.
Su mensaje fundamental, además de los temas sociales y económicos, es el de atacar el aborto y la unión entre homosexuales, definiéndose como un precandidato cristiano. Tavares, nativo de Santiago de los Caballeros (al Norte de la República Dominicana), está concitando un rápido, sólido y asombroso respaldo tanto de sus compatriotas como de diferentes residentes inscritos para sufragar en el referido distrito.

Al hablar sobre su propuesta electoral, se focaliza en temas como educación, empleos, seguridad pública, viviendas, cultura, recreación y otros tópicos cuyos problemas están afectando especialmente a la juventud del área que busca representar en Albany.

Tavarez explica que la falta de programas para responder a los jóvenes de su distrito, está creando los principales problemas en la zona, incluyendo el pandillerismo, cada vez más en auge.

Relata que se inclinó por la política, después que se lesionara cuando era jugador de doble AA y trabajar como scout los Mets de Nueva York y la Oficina del Comisionado de Grandes Ligas (MLB), como agente y representante de varios peloteros.

Jugó en campamentos de Kansas City y Cleveland en la República Dominicana, pero una lesión en el hombro de su brazo de lanzar y una operación en una rodilla, lo sacó de los estadios. “Luego de esa operación, no pude seguir pichando. Estudió becado en Miami.

El deporte es algo muy importante. “La mayoría de mis amigos están deportados o sentenciados a 25 y más años en cárceles de Nueva York, pero mientras ellos estaban en las calles, yo estaba jugando en un terreno de béisbol y esa es la diferencia”

Dijo que no sólo es el béisbol que se podría incluir en sus proyectos futuros para la juventud. Tiene la mira en el edificio llamado Armory en la avenida Kinsbridge en el que funcionan una cancha de patinaje en hielo y un espacio para competencias en bicicletas, lo que critica “porque nuestra comunidad no patina en hielo ni compite con bicicletas. Tenemos que abrir instalaciones de softball, futbol, basquetbol y pelota que son las disciplinas deportivas que nos atraen. Eso es lo que debemos hacer si queremos ayudar a la comunidad nuestra”.

Participó en varias campañas electorales y posteriormente dirigió la oficina del también dominicano Manny Ramírez, electo asambleísta.

“Hace falta un nuevo liderazgo que el que yo represento, porque en esta comunidad no tenemos a nadie trabajando y luchando por los jóvenes que son el futuro. Mi proyecto se centra en sacar a los muchachos de las calles”, informa Tavarez.

Entre sus metas está la de llevar al distrito la primera academia de béisbol en El Bronx, la que dará una plataforma a los jóvenes para que jueguen pelota profesionalmente y consigan becas para estudiar.

“Lo de las becas es sumamente importante porque el 35% de los estudiantes secundarios desertan de las aulas y de ese porcentaje, más del 90% son varones latinos y la mayoría dominicanos”, expresa.

Tavarez también oferta la apertura de una Escuela Secundaria Vocacional en la que los alumnos se gradúen de oficios de corto currículum como carpintería, mecánica, ebanistería, plomería, mecánica general, construcción general y otros que los pondrán en el mercado laboral.

El distrito abarca amplios sectores de El Bronx, desde la 199 y Grand Concourse, Jerome hasta Webster y baja hasta la 160 y áreas del Este en la avenida Tremont (East Tremont) y una fracción  de la avenida Baily y la calle 125.

“La tasa más alta de desempleo de la ciudad que es de un 15% afecta nuestro distrito. Hay que seguir luchando para que no se corten los fondos y se cierren los day care (centros de cuidado infantil) en el distrito, porque los niños que están allí, son hijos de madres solteras y si los cierran, una madre tendrá que pagar hasta $150.00 dólares a la semana. Imagínate, una mujer soltera y con hijos ganando el salario mínimo, ¿cómo podría pagar esa suma?”

El pandillerismo es otro de los problemas que le preocupa a Tavarez y al respecto señala que cuando los jóvenes no tienen nada en que ocuparse, generalmente entran a las gangas, una situación que hay que detener, “pero ahora no hay nadie luchando para frenar eso”.

Cree que su mensaje le está llegando a los votantes del distrito 33. “Mi candidatura tiene suficiente apoyo, aunque por mis valores cristianos, estoy enfrentando mucha resistencia de quienes están de acuerdo con la unión entre homosexuales y el aborto, mientras yo, como cristiano estoy totalmente opuesto”.

Manifiesta que el matrimonio, como establece La Biblia debe y tiene que ser entre un hombre y una mujer. “Algunos oficiales electos que se mueven en El Bronx, apoyaron las leyes que permiten el aborto y la unión de homosexuales, por eso es importante que todo el que cree en Dios, se sume a nuestra candidatura”, agrega.

“Estos legisladores que aprobaron esas leyes hace dos años, no deberían cambiar la palabra de Dios”, advierte Tavarez. “Contamos con el voto de los cristianos, los dominicanos, los musulmanes y otras etnias. Esos grupos me darán el triunfo en las primarias del 13 de septiembre”, expone el aspirante.

Uno de sus respaldos más fuertes lo encuentra en el reverendo y senador estatal Rubén Díaz (padre) quien hace todo lo posible para que Tavarez llegue a la curul senatorial. Díaz es presidente de la Organización de Ministros Cristianos en Nueva York que agrupa más de 300 iglesias y mantiene un liderazgo sin competencia en todo El Bronx.

Autor: Miguel Cruz Tejada