Madre de adolescente embarazada que murió de leucemia denuncia a CNN médicos mataron su hija

0
74

NUEVA YORK._ La señora Rosa Hernández, madre de la adolescente de 16 años Rosalba Almonte, quien murió el viernes de leucemia estando embarazada en el Centro Mécdico Senasa por negársele un aborto, denunció a la cadena CNN en inglés que los médicos y la ley mataron a su hija. El caso está teniendo amplia cobertura en medios anglófonos de Estados Unidos en reportajes críticos sobre la decisión que se basó en respetar el artículo 37 de la nueva constitución que prohíbe el aborto bajo cualquier razón o circunstancia.

La cláusula constitucional establece que “el derecho a la vida es inviolable desde el momento de la concepción y hasta la muerte”. La mamá de la adolescente dijo a la cadena estadounidense estar consciente de que el aborto es un pecado y que va contra la ley, “pero con mi hija se debió haber hecho una excepción”.

Añadió que la salud y la vida de su hija debieron estar primero que cualquier ley, pero sus ruegos no fueron escuchados por los médicos que tenían en sus manos salvarla.

La clínica dijo que Rosalba no resistió varios tratamientos a los que fue sometida. CNN informó que esos procedimientos se le aplicaron 20 días después de ser internada.

“Le rogué a las autoridades médicas que hicieran una excepción con el caso de mi hija, pero no me oyeron. Ellos la mataron y me han matado. Estoy muerta, muerta. Que el mundo separa que Rosa está muerta”, añadió.

“Yo soy nada. Ella era la razón de mi existencia. Yo ya no vivo. Rosa ha muerto”, insistió la madre de la adolescente.

El caso ha vuelto a encender el debate nacional sobre el aborto en la República Dominicana a causa de la restricción en la nueva constitución, aprobada en el 2009.

CNN reseña declaraciones del doctor Pelgrín Castillo presidente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP) y quien uno de los redactores del artículo 37 y en las que sostiene que el artículo 37 no fue diseñado para evitar que los médicos administraran la quimioterapia a la adolescente.

“Es un debate artificial”, añadió Castillo a CNN. “Lo que hemos dicho claramente es que este caso, los médicos están autorizados por la constitución para tratar al paciente. Ellos no tienen que preocuparse de nada. Tienen el mandato de proteger ambas vidas”.

El doctor Antonio Cabrera que estaba a cargo del caso dijo a la televisora que el organismo de Rosalba no respondió a los tratamientos y esa fue una de las razones por las que murió al empeorarse su estado la noche antes de fallecer.

Declaró que los galenos le hicieron una transfusión de sangre el jueves.

La adolescente tenía 13 semanas de embarazo.

El artículo 37 de la misma constitución también prohíbe la pena de muerte.

Autor: Miguel Cruz Tejada