Comunicación Política: “participación ciudadana o democratización de la palabra”

OPINION

Nos urge impulsar con mayor ahínco el volver a CREER  en que la verdad, la libertad, la democracia, es posible lograrla desde una construcción entre todos, de no callar ante las injusticias,  las falsedades, la corrupción que quiere adueñarse  de la verdad.

 

Por Jacqueline Tineo

Hablar de comunicación política sería como hablar de “participación ciudadana o democratización de la palabra” según mi juicio democrático, y no es difícil dar una opinión o hacer una crítica sobre el papel que deben desempeñar los medios de comunicación y en su defecto desde una comunicación política que construya la democracia.

Cuando el ex presidente mexicano Vicente Fox, expresó  en un comunicado  que “la política es como un arte de buscar el bien común dela sociedad, cuya responsabilidad recae no sólo en los gobernantes, sino también en los partidos, en los ciudadanos y en las diferentes organizaciones sociales o grupos intermedios”, no se equivoca, puesto que cada ciudadano tiene el deber de construir con los procesos de cambios de la sociedad, de su país, y desde luego, tiene derecho a estar informado, a pedir rendición de cuentas y de todos aquellos temas de interés ciudadano y de una nación.

Si bien es cierto que los medios de comunicación han de jugar un papel neurálgico en la calidad informativa, logrando que esta sea cada vez mas objetiva, confiable y oportuna, también es cierto,  como señala el consultor en estrategias de comunicación Carlos Lavore que “las telecomunicaciones y el espacio audiovisual están quedando bajo control hegemónico de grandes conglomerados de la información y el entretenimiento sin ningún tipo de regulación y con todo lo que ello implica en la construcción de las noticias, en la visión del mundo, en el desarrollo de la educación y en la conformación de la cultura propia”.  Y es esta realidad de oscurantismo, la que  nos aleja de una construcción de la democracia y a la democratización de la palabra.

Tanto Fox como Lavore, señalan realidades muy puntuales, que nos hacen tomar en cuenta  la gran necesidad de formar a excelentes comunicadores para que estos a su vez defiendan la verdad, la necesidad de impulsar la participación igualitaria de los ciudadanos en la vida política y desde luego favorecer la democracia; por otro lado, romper con este “casamiento” entre medios de comunicación y el Estado, para que las informaciones sean cada vez mas veraces y objetivas, y que esto permita que la ciudadanía se sienta partícipe de los procesos de cambios desde de una comunicación política participativa.

Nos urge impulsar con mayor ahínco el volver a CREER  en que la verdad, la libertad, la democracia, es posible lograrla desde una construcción entre todos, de no callar ante las injusticias,  las falsedades, la corrupción que quiere adueñarse  de la verdad.

Realmente necesitamos UNA REVOLUCION  DE PENSAMIENTO, para que la “REVOLUCION TECNOLÓGICA DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN”, puedan tener frutos democráticos, y puedan fertilizar  raíces de una sociedad que CREA EN EL CAMBIO, QUE CREA EN LA DEMOCRACIA,  porque cuantas más personas nos involucremos de manera consciente en fortalecer la DEMOCRACIA, más rápidos y visibles serán los procesos de cambio.

*La autora es Lic. en Comunicación Social (periodísta)
Master en Dirección de Comunicación Corporativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *