Plan de deportación en NY causa temor en hispanos

Cerca de 1,000 extranjeros han sido deportados en año y medio de iniciado el programa

NUEVA YORK. AP.  Nueva York es sinónimo de libertad y tierra de oportunidades para muchos inmigrantes que se sienten más protegidos en este estado que en zonas como Arizona o Alabama.  

Sin embargo, un programa federal impuesto por primera vez en el estado hace año y medio ya ha resultado en la deportación de aproximadamente 1,000 extranjeros, según cifras oficiales. También está acelerando la emisión de órdenes de detención migratoria que dejan a una persona bajo custodia del gobierno para ser deportada, aseguran abogados y activistas.

En un estado que ha abierto las puertas a inmigrantes durante décadas, activistas y abogados aseguran que Comunidades Seguras genera, de hecho, un ambiente de inseguridad: daña la relación entre la policía y los hispanos, con mujeres temerosas de reportar incidentes de violencia doméstica a las autoridades, y genera más tensión en zonas como Long Island, donde crímenes agravados por la intolerancia racial contra hispanos ya dejaron un ambiente lleno de controversia hace años.

El programa Comunidades Seguras del gobierno estadounidense, bajo el cual la policía local debe enviar las huellas dactilares de arrestados al FBI y el Departamento de Seguridad Nacional, es muy reciente en muchos condados de Nueva York, pero tiene el potencial de aumentar drásticamente el número de expulsiones, aseguran expertos y abogados de inmigración.

“Comunidades Seguras está cambiando el panorama que conocemos y lo hace en detrimento de comunidades de inmigrantes”, opinó Marianne Yang, de Brooklyn Defender Services, un grupo de abogados de oficio que lidia con inmigrantes en las cortes y que ha registrado más de 25 órdenes de detención migratoria en Brooklyn desde el 15 mayo, cuando Comunidades Seguras fue impuesto en la ciudad.

Grupo analizan polémico tema

De  La Coalición Latinoamericana de Cónsules de Nueva York (CLACNY) organizó un foro recientemente para hablar del tema y repartir folletos que decían: “Si usted está bajo custodia de la policía o ICE (Agencia de Inmigración y Control de Aduanas) usted tiene derecho a mantenerse en silencio y no firmar ningún papel”.   “Este programa está destruyendo y amenazando a nuestras comunidades”, dijo al público Valeria Treves, directora ejecutiva de la organización de ayuda NICE.

“Comunidades Seguras crea desconfianza entre la comunidad inmigrante y la policía, genera mucha ansiedad y promueve la categorización racial”.   Iniciado en el 2008 por el gobierno de George W. Bush, Comunidades Seguras ha ayudado a deportar en Estados Unidos a 147,400 inmigrantes con antecedentes penales, incluyendo a más de 54,200 acusados de crímenes violentos como asesinato, violación y abuso sexual de niños, dijo Luis Martínez, portavoz de ICE en Nueva York.

En el año fiscal 2011, un 55% de las casi 400,000 personas deportadas por ICE fueron extranjeros con antecedentes penales. El mes pasado el programa ya había entrado en vigor en 3,074 jurisdicciones de 50 estados y cuatro territorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *