Mejía apoya mediación de Agripino y propuesta de PC

El ex presidente Hipólito Mejía respaldó ayer la posición del movimiento cívico Participación Ciudadana, de adelantar la convención ante la crisis de ese partido, así como la mediación de Agripino Núñez Collado, aunque aseguró que se acogerá a las decisiones de los organismos de esa organización.

“Estoy de acuerdo con la posición de Participación Ciudadana porque es un organismo bueno, y es una institución que ha dado muchos beneficios al país”, aseveró.

Mejía encabezó una misa, en la iglesia Nuestra Señora de Las Mercedes, en conmemoración al 51 aniversario de la llegada al país de la primera comisión del PRD, tras el ajusticiamiento de Rafael Leonidas Trujillo.

A la misa acudieron el secretario general Orlando Jorge Mera, el presidente en funciones Andrés Bautista y la secretaria de organización Geanilda Vásquez, Luis Abinader, Milagros Ortiz, Enmanuel Esquea y dirigentes de ese partido que siguen a Mejía.

La misa fue oficiada por fray Dionisio Telemín y fray Santiago Bautista, quien propuso que se adelante para este año la convención para elegir nuevas autoridades en el PRD.

Fray Santiago dijo que es necesario para el país tener un partido opositor fuerte que reclame soluciones a los principales problemas nacionales.

Garante de democracia
De su lado, Andrés Bautista manifestó que esa organización debe alejarse del Gobierno para tomar la posición que el país espera ante los desaciertos que, a su juicio, ha tenido el PLD desde el gobierno.

Destacó que es necesario que el PRD no anteponga los intereses personales de sus dirigentes a los intereses del país y cumpla la misión histórica de garante de la democracia.

Acuden a Casa Nacional PRD
Luego de la homilía los dirigentes perredeístas se trasladaron a la Casa Nacional del PRD donde depositaron una ofrenda floral ante el busto de José Francisco Peña Gómez, junto a decenas de militantes que portaban pancartas con los nombres de los organismos que componen ese partido.

La seguridad del local se mantuvo vigilante y la entrada al partido estaba controlada con las puertas cerradas.

Luego de unas palabras de Jorge Mera, partieron al cementerio Cristo Redentor donde depositaron ofrendas florales en las tumbas de Pena Gómez, el ex presidente Salvador Jorge Blanco y el ex diputado Winston Arnaud.

Andrés Bautista declaró que el PRD retoma la esencia doctrinaria y programática porque se ha comprobado el fracaso de las políticas del presente gobierno que solo cree en el libre mercado.

Manifestó que los problemas que el PRD enfrenta hoy demandan que sean retomados los principios y objetivos que sirvieron de base a la creación de este instrumento político para alcanzar la felicidad del pueblo y no para llenar de dificultades su sana existencia y desarrollo.

Señaló que se debe valorar que es el propio pueblo el que invita a esa organización a la renovación, así como las entidades comunitarias, por radicar en estas los principios del cambio y la fuerza progresista, integrando a la mujer, a la juventud, a los trabajadores y trabajadoras, así como las entidades comunitarias.

Expresó que la labor unificadora que la historia ha puesto sobre los hombros de los dirigentes del partido tiene como norte el principio cardinal establecido en los estatutos generales de que la soberanía partidaria reside en su militancia y se ejerce a través de sus organismos.

(+)
TOLENTINO ABOGA QUE LAS BASES DECIDAN

Hugo Tolentino Dipp afirmó ayer que la situación en que se encuentra el PRD sólo puede ser resuelta mediante una decisión de las bases de ese partido.
“Cualquiera otra solución que no involucrara la voluntad expresada democráticamente por la mayoría de la militancia será una componenda entre grupos, es decir, un acuerdo de aposento que dejaría intacto los problemas de fondo que aquejan a esa organización política y, por ende, mantendría de manera permanente una división cuya razón de ser va más allá de Miguel Vargas e Hipólito Mejía”.

Tolentino Dipp dijo que la crisis del PRD no es problema entre personalidades, sino de naturaleza institucional, y que el partido está obligado a definir su verdadera vocación frente a los problemas nacionales. “O es un partido electorero orientado a ambicionar el poder por el poder o es una organización decidida a luchar por la instauración en el país de una democracia con la participación activa de todos los sectores de la sociedad, con la voluntad puesta en el logro de un Estado empeñado en la solución de las graves carencias nacionales mediante una distribución equitativa de los bienes públicos”.

Agregó que el PRD debe aspirar a un Estado austero, incorruptible, capaz de situarse en la realidad del mundo de hoy y comprender el papel que en él debe jugar el Estado dominicano en beneficio de su pueblo. “El papel del PRD no puede limitarse a la ambición de poder y de cargos públicos.

El socialismo democrático es una profesión de fe que debe reiterarse de manera cotidiana en un ejercicio de lucha democrática, solidaria con los más desposeídos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *