Dedican II Festival de Cine Dominicano en Puerto Rico a Pinky Pintor

Este 2do festival de cine, fue dedicado  al director, productor y guionista  José Enrique Pintor (Pinky) y a todo el elenco de la película, Sanky Panky, que se estrenó el 1ro de febrero de 2007, los cuales no pudieron asistir por compromisos previos.

 

Por: Awilda Gómez/diasporadominicana.com

San Juan Puerto Rico._ Los festivales de cine, constituyen otra gran ventana de promoción importante para el éxito de una película, tanto los pequeños, como los grandes eventos del mundo fílmico pueden ser buena fuente de difusión, cabe destacar que las producciones que se muestran en los festivales cuenta con mayor prestigio y más oportunidad de promocionarse dentro del mercado internacional, esta vez el Museo de Historia del viejo San Juan fue el escenario perfecto para la Gala Premier del Festival de Cine Dominicano en la isla.

Este 2do festival de cine, fue dedicado  al director, productor y guionista  José Enrique Pintor (Pinky) y a todo el elenco de la película, Sanky Panky, que se estrenó el 1ro de febrero de 2007, los cuales no pudieron asistir por compromisos previos.

José Enrique Pintor, (Pinky) quien es reconocido  como director, productor escritor, y guionista de cine y televisión, nacido en Santiago de Compostela, España, vive hace más de 15 años en Santo Domingo,  República Dominicana, ciudad que ha adoptado como centro de desarrollo de su creatividad, ha trabajado en programas de radio y televisión, se ha convertido en uno de los realizadores de más éxitos en taquilla en Dominicana.

Empezó, en los medios audiovisuales como director de doblaje en el año 1986 en la empresa Imaxe Galega pasando más tarde en 1988 a formar parte de k-2000 donde se inicia en la realización para televisión.

Pintor en el año 1991 crea Magma Imagen S.A. una empresa de servicios cinematográficos y en 1992 logra contrato como suplidor audiovisual para la Expo-92 de Sevilla, en ese mismo año se crea estudio uno de doblaje división caribe, director de obras de teatro como “Cepillo de Dientes” en el Teatro Nacional (nominado mejor director teatral) y “Pares y Nones”, Bellas Artes.

Director y guionista de las películas La Cárcel de la Victoria, 2004, Sanky Panky,  2007 y Santi Clo,  2008.

CEREMONIA

En el acto de apertura, las palabras centrales, estuvieron a cargo del  presidente del Festival del Cine Dominicano en la isla, Luis Pérez, quien agradeció, a los presentes  el apoyo brindado y el interés de los productores independientes que creen en el cine como industria.

“Hoy, damos un paso hacia adelante en la historia promocional del cine Dominicano fuera de las playas quisqueyanas, permitiéndonos  dar a conocernos, sin lugar a dudas  en tierras extranjeras,  República Dominicana, ha despertado con un acierto vertiginoso hacia la producción local del Séptimo Arte”, expresó.

Pérez, hizo una breve reseña del comienzo de la industria en el cine en la República Dominicana, cuando Francisco Palau dirigió la primera película que se puede considerar netamente dominicana, titulada “La leyenda de la Virgen de la Altagracia”.

“En el 1923,  se marca el comienzo de la industria del cine en la República Dominicana, pero existen dos serios problemas que afectan la cinematografía no sólo en nuestro país, sino en toda America Latina, obstáculos que deberían ser identificados para aminorarlos hasta donde sea posible, el primero, es la poca disposición de los gobiernos para incidir en las políticas de Estado y activar el fomento de la producciones Estadounidenses en las salas de exhibición en el interior y en el extranjero, en segundo lugar está la hegemonía de las producciones Estadounidense en las salas de exhibición y en los medios televisivos, que en complicidad con las cadenas y grupos mediáticos impiden que se creen unas políticas culturales para alentar y desarrollar la cinematografía nacional”, puntualizó.

De igual Manera, Pérez, hizo un llamado a los Productores y Directores Cinematográficos de República Dominicana, a que apoyen y crean en los actores y actrices dominicanos, “hay talento en nuestro país, de eso no cabe duda”,  y a confiar en Render Media Inc compañía que se encarga de promocionar productos cinematográficos, donde su principal objetivo  es la producción y exhibición de audiovisuales.

Cabe destacar, que desde República Dominicana, estuvieron presentes las actrices Patricia Banks, y Denka Kalina de la película Sanky Panky.

Así mismo, tomaron la palabra, cónsul de la República Dominicana en Puerto Rico e Islas Vírgenes, Máximo Taveras, Fernando Aguiar, en representación del  alcalde de San Juan, Jorge Santini y Enmanuel Núñez Almeida, presidente de Render Media Inc, y productor del Festival de Cine.

Entre las organizaciones Dominicanas sin fines de lucro asistieron, Alianza Dominicana, Inmigrantes Unidos, Club Cultural Dominicano, La Asociación de Barahoneros, Residentes en Puerto Rico, entre otras.

Contó también con la asistencia de los diputados de ultramar recién electos Levis Suriel, por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Adelys Olivares por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD),  Héctor Lugo, Director de la Oficina Ayuda al Inmigrante, Héctor Martínez, Presidente del Movimiento Solidaridad Humana, Richie Levant del programa Echando Pa’Lante, Diana Ortiz (La Madrina) Promotora  del Festival, Miguel Patiño, entre otros.

La presentación artística, estuvo a cargo de la vocalista Jackeline Estévez, quien deleitó a los presentes con su repertorio de hermosas baladas y  Juan Castillo con su merengue típico.

+ Sobre el Cine Dominicano

El cine aparece en República Dominicana en agosto de 1900, en la ciudad de Puerto Plata, el teatro de Curiel de esta ciudad fue testigo del cinematógrafo de los hermanos Lumiére, en esa fecha, la persona a cargo de las primeras exposiciones de esos trabajos en toda el área, fue el industrial Francesco Grecco que, para eso, cruzó el Caribe mostrando esta atractiva invención.

En la prehistoria fílmica del cine dominicano se destacan los trabajos del fotógrafo y editor Francisco Palau, que en 1922 al lado del fotógrafo Tuto Báez y Juan B. Alfonseca hace la primera película de ficción del cine dominicano: “La leyenda de la Virgen de la Altagracia”, con la colaboración en los textos del historiador Bernardo Pichardo.
Palau la estreno en la noche del 16 de febrero de 1923, y se convirtió en la primera película dominicana.

El entusiasmo de este equipo motivo más adelante la realización de una comedia con tintes ingenuos con el título de “Las emboscadas de Cupido” (1924). Esta película, contada en cinco actos, narró la historia de un par de enamorados que no tenían el consentimiento del padre de la novia, y obliga al novio a realizar una divertida trama para que el padre pueda aceptarlo. Fue exhibida al público el 19 de marzo de 1924.

En 1915, el camarógrafo puertorriqueño Rafael Colorado, realizó la primera película hecha en la República Dominicana, por un extranjero, titulada “Excursión de José de Diego en Santo Domingo”.

El primer uso del sonido, fue una película de actualidades sobre la inauguración de presidente Rafael Leonidas Trujillo en 1930, este régimen dictatorial instalado por Trujillo desde el año 1930 impone un freno total a las manifestaciones artísticas y culturales, estimulando solamente aquello qué entiende beneficioso para sus propósitos, el cine, que además de arte es una industria, había sido adoptado por los medios de comunicación masivos en un instrumento ideológico, por esa razón, en los treinta largos años de la tiranía se realizaron solamente trabajos documentales del país con la exaltación del tirano y sus parientes.

Solamente en 1953, el cineasta Rafael Augusto Sánchez Sanlley (Pupito), produjo con la compañía “Cine Dominicano”, trece documentales para el régimen, y no es hasta 1963, que el dramaturgo Franklin Domínguez lanzó su Largo metraje “La Silla”, donde denuncia los horrores del régimen de Trujillo. En 1967 Max Pou y Eduardo Palmer hacen dos trabajos documentales: “El Esfuerzo de un pueblo y  ”Nuestra historia”.

Otros trabajos importantes, son “Viacrusis”, basado en un cuento del profesor Juan Bosch y “Siete días con el pueblo”, sobre el festival revolucionario de cantantes. También, “Rumbo al poder”, de José Bujosa Mieses sobre el proceso electoral que llevó al poder a Antonio Guzmán Fernández. Pronto fueron hechos los largometrajes de ficción “Un pasaje de ida” (1988), “Nueba Yol”(1995), “Para vivir o morir” (1996), ” Cuatro hombres y un ataúd”(1997), “Nueba Yol 3″, “Perico Ripiao”(2003), “Éxito por intercambio” (2003, “Negocios son negocios” (2004), “Andrea”(2005) “La cárcel de La Victoria “(2004) “Los locos también piensan” (2005) “la maldición del padre Cardona” (2005). Además se pública un libro que hace una investigación sobre el cine dominicano por José Luis Sáez conocido como “Historia de un sueño importado, 1982, Esta obra ha sido extendida por el crítico Félix Manuel Lora en su libro “Identidad de un encuadre audiovisual”, 2005. (Fuente: www.dinac.gov.do)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *