Participación no quiere pleito con JCE

El coordinador general de Participación Ciudadana, Francisco Álvarez, lanzó ayer un ramo de olivo al presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario,  afirmando  que  no es saludable para la democracia dominicana que el órgano encargado de administrar los procesos electorales y quien está encargado de observarlos, sean enemigos.

Propuso un encuentro entre el Peno de la JCE y el Consejo Nacional de PC, para, “como corresponde a una verdadera democracia”, revisar todo lo que ocurrió durante el proceso, que es lo que más le conviene al país.

Álvarez respondió así las declaraciones del presidente de la JCE, quien acusó a la entidad cívica de crear un “mercado imaginario” de compra y venta de cédulas durante el proceso electoral, y de animadversar al órgano electoral por las objeciones que le hizo a un grupo de sus observadores.

“Yo lamento mucho que esa sea la visión que  tiene el presidente de la JCE, y le hago un llamado a  que reflexione sobre el papel que deben jugar todos los actores de un proceso electoral, entre los cuales uno de los más importantes es la JCE, y otro, los observadores”, dijo.

Rechaza hostilidad. El vocero de PC admitió que entre esa entidad y la JCE hubo dificultades por la entrega de las acreditaciones y la objeción a algunos observadores por supuestamente tener asuntos judiciales pendientes, pero rechazó que eso haya provocado hostilidad hacia el organismo electoral.

“El presidente de la JCE nos mostró evidencias, pero yo como abogado puedo decir que ninguna de ellas inhabilitaban a ninguno de  los 27 observador de PC;  tan es así que nosotros no tenemos ningún inconveniente en que la Junta publique esas evidencias para que el país sea testigo de lo que realmente ocurrió con esos observadores”, dijo Álvarez.

En cuanto a que la compra de cédulas durante el proceso fue  un “mercado imaginario”,  señaló que no obstante su afirmación,  el presidente de la JCE no ofreció una explicación de las más de 300 que aparecieron en una alcantarilla en Santiago.

Francisco Álvarez

“Nosotros actuamos con tanta profesionalidad, que no tuvimos ninguna dificultad en admitir que la JCE organizó bien las elecciones y que los votos se contaron correctamente, pero por la obligación que tenemos de  objetividad como observadores, también identificamos los aspectos, algunos de ellos muy graves, que afectaron el proceso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *