Del colofón de unos comicios para pensar…

0
65

Congresistas,  regidores,  alcaldes,  directores  regionales u  otros  alcahuetes  del  engranaje  partidario  tendrán  que  ir  pensando  en  otros oficios.

Por Reynaldo  Hernández Rosa

Castillo, Duarte.- Luego de la  farsa  electoral,  donde  la parafernalia  en los  recursos  del  Estado  fueron  a parar a las  cuentas  de  cubileteros cebados,  a  sabiendas  del  pobre  desempeño que  exhibieron  en las  funciones  que  aun conservan de  frente  a los  ciudadanos  para  la búsqueda  de  soluciones  a  los  acuciantes  problemas  así  como  a los  innúmeros  reclamos, empero,  solo  se conoció  de las  insulsas y  decrépitas   polémicas doctrinales.

Culminado ya  el  filón  de los comicios  para la caterva  de  energúmenos de rostros  caprinos, taras  apocalíptica,  que  desde  hace años  vienen estuprando los  recursos  del erario  a través  de las  federaciones  partidarias,  sin  que  al momento se tome  medidas  contra  esta  gavilla  de  asaltantes.

Hoy,  ¨¨enciclopédicos¨¨ analistas del  axial  de  embadurnadores  de  cuartillas,  muchos  con  ropaje  diplomático, los  cuales  se quedan  en las ramas  sin tocar  los  verdaderos entuertos  que  evidenciaron  los resultados   electorales  de  mayo 20,  donde  la  cáfila  política  queda  mal parada ,  si tomamos  como premisa los  millonarios  fondos  para  la  compra  de  documentación  entre  acéfalos, hambrientos, tecatos   e  hijos  de puta   sin  ningún  tipo  de  valores.

Al menos,  en la  provincia  Duarte,  la  cual  conocemos, los  números  vaticinan  el  colofón  de  todas las bostas partidarias, todas,  desde  legisladores,  funcionarios,  dirigentes  políticos, todos,  tendrán  que  firmar  con Los  Carmelitas, dado  que   se demostró   que  ya  no gozan  de la  confianza  de los  moradores.

Congresistas,  regidores,  alcaldes,  directores  regionales u  otros  alcahuetes  del  engranaje  partidario  tendrán  que  ir  pensando  en  otros oficios,  dado  que pese  a todos  los  recursos  que manejaron   para  comprar,  todos,  PLD, PRD, el segmento poblacional  no obtempero  sus  pedidos.

Los  cuantiosos  recursos que  exhibieron los  vándalos  de  la política  vernácula, donde  familias abyectas  aposentadas    en las  federaciones  políticas, vendidas  como  paradigmas  de moralidad, cuando  lo que son una  retahíla  de  lacras   insepultas, un  santuario  de miasma,  bendecida por  el ropaje  eclesiástico, otro  cotarro mas  del  desempeño  social, el cual  tendrá  que  ir  modificando  todos  sus  privilegios ancestrales.