Pelegrín Castillo apoya JCE medida prohíbe encuestas a salir urnas

0
30

SANTO DOMINGO.- El diputado y dirigente de la Fuerza Nacional Progresista  (FNP), licenciado Pelegrín Castillo, apoyó este domingo en todas sus partes la disposición de la Junta Central Electoral (JCE), que prohíbe la realización de encuestas a bocas de urnas, debido a que a través de las mismas se pueden dar resultados que no sean los verdaderos expresados en los colegios electorales, y, eso induzca a que se creen problemas post-electorales. Expresó, que esa resolución de la JCE con respecto a la prohibición de encuetas a boca de urnas, está prevista en la Ley Electoral, y que también favorece la inquietud que tiene el doctor Roberto Rosario, presidente el máximo organismo de elecciones, quien dijo que le preocupa mucho el uso que se pueda dar a las redes sociales el día de las votaciones, significando que estas se pueden prestar a propósitos contrarios a las elecciones.

El dirigente de la FNP se expresó en esos términos en el inicio de una marcha que efectuó el Movimiento de Mujeres Azules con Danilo, que partió del Parque Duarte, ubicado en la zona Colonial, y que concluyó en el Panteón Nacional, con una ofrenda floral para dos mujeres excepcionales de la patria, Salomé Ureña de Henríquez y María Trinidad Sánchez.

En el inicio de la actividad, en la que participaron cientos de mujeres pertenecientes a la FNP, además, de Pelegrín Castillo, quien habló antes de arrancar la marcha, entre otras dirigentes, hicieron uso de la palabra, las licenciadas  Rosángel Paulino y Rosi Pimentel.

“Las mujeres de la FNP se miran en el espejo de aquellas mujeres grandiosas, para cambiar hacia el futuro de la nación, con decisión y determinación, con la fe de construir un futuro promisorio para todas y todos los dominicanos”, expresaron las dirigentes del partido que preside el doctor Marino Vinicio-Vincho- Castillo.

En el transcurso de la actividad, las mujeres del Movimiento de Mujeres Azules con Danilo, llamaron a sus compañeras dominicanas, a levantar familias sanas y fuertes que se identifiquen en el rol de una patria justa como la soñaron Salomé Ureña de Henríquez y María Trinidad Sánchez.