6,000 damnificados en RD y las lluvias continúan

0
71

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) informó ayer  que 5,823 personas fueron desplazadas de sus hogares  y 1,193 viviendas fueron afectadas por las  fuertes lluvias  provocadas por una vaguada.  Los principales lugares afectados por los aguaceros, desbordamientos de ríos y cañadas y  desplome de puentes son Haina, en San Cristóbal; Tamboril y Licey al Medio, en Santiago; Ramón Santana, en San Pedro de Macorís, varios sitios de Bonao; en la provincia Santo Domingo y en el Distrito Nacional.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) informó que 5,823 personas fueron desplazadas de sus hogares  y 1,193 viviendas fueron afectadas por las  fuertes lluvias  causadas por una vaguada.

El organismo emitió alerta amarilla a La Vega, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, La Romana, El Seibo, San Pedro de Macorís, Hato Mayor, Santiago,  Santo Domingo, Distrito Nacional y Puerto Plata y     Alerta verde a San Juan, Santiago Rodríguez, Valverde, Duarte (en especial en el Bajo Yuna) Monte Plata, Espaillat, La Altagracia y María Trinidad Sánchez, por inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra.

Aunque en Haina, San Cristóbal, 60 viviendas fueron afectadas y 300 familias desplazadas, esa provincia no está en alerta.

En el municipio Tamboril, de Santiago,  50 viviendas se inundaron en los sectores  Juana María Capellán, La Cacata, El Arenazo, El Calientísimo, El Jobo, La Acagüita y el Callejón de los Polanco debido al desbordamiento de río Licey.

Mientras  que el Puente  de Botoncillo, que une a esta comunidad con Licey al Medio, sufrió afectaciones en  sus aproches.

En Ramón Santana, de San Pedro de Macorís,  estaban  incomunicados los residentes de los sectores  Campiña, Regajo, Concho Primo, Cabeza de Toro y Atilano 1 y Atilano 2.

Además,   en los  sectores José Francisco Peña Gómez, del Barrio Villa Progreso 2 y en La Rejolla, del 24 de Abril, 200 viviendas resultaron inundadas, afectando a 169 familias.

En el sector La Peñita de la provincia Monseñor Nouel  fueron evacuadas 10 familias debido al desbordamiento del río Juma.

Santo Domingo.  Unas 872  viviendas fueron anegadas en tres municipios de  Santo Domingo, algunas con hasta cuatro pies de agua, tal como fue el caso de la comunidad Las 10 Tareas en Santo Domingo Norte, donde 125 viviendas se inundaron  por la crecida del río Yaguasa. En Santo Domingo Este,   18  resultaron inundadas, por fallas en el drenaje pluvial en los  sectores  de El hoyo de Pepe y   Los Tres Ojos. En Bayona,  Santo Domingo Oeste, 69  viviendas  se anegaron por el  desbordamiento de la cañada Frito Lay. En Juan Guzmán, 209 resultaron anegadas con 2 y 3 pies de agua.

En Villa Colina, de Arroyo Bonito, 158 viviendas fueron anegadas y una de ellas resultó con graves daños  por  la caída de un árbol.

Otros sectores con inundaciones fueron  el Kilómetro 9  de la Autopista  Duarte,  Hato Nuevo, Manoguayabo y  El Libertador de Herrera.

En Santo Domingo Norte, por  el desborde del río Yaguasa  y problemas de drenaje de inundaron 239 viviendas en la comunidad    Los Guaricanos.

El COE recomendó a los residentes en zonas de alto riesgo, próximo  a ríos, arroyos y cañadas y sitios propensos a deslizamientos de tierra, tomar las medidas de precaución y estar atentos a las recomendaciones de los organismos de socorro.

Distrito Nacional.  También, en la calle Este y en la avenida Monumental de Los Girasoles, del Distrito Nacional,  problemas de desagüe y desborde de una cañada anegaron decenas de viviendas. Según Genaro Guillén, residente en la zona, la situación se agravó porque el ingeniero contratado por el Ayuntamiento no realizó los trabajos  de drenaje de manera adecuada.

Dijo que  el trabajo de canalización fue culminado hace un mes, pero   el jueves, cuando sucedieron fuertes aguaceros, se evidenció que el agua  tenía una salida menos fluida por la cuneta, lo que provocó inundaciones en varias residencias y en un colegio.

Detalló que se acumuló tanta agua que en el  colegio  Shalon Center se rompieron las puertas y ventanas de cristal y se averiaron las neveras de un   negocio  de comida. Ayer en la tarde la gente del sector todavía sacaba lodo de sus casas. La señora Josefina  Montero llevaba varias horas limpiando sus humildes ajuares y se lamentaba de que se perdieron los útiles escolares de sus hijos.

Temor en Tamboril.  Moradores  dijeron  estar preocupados y que pasan las noches despiertos ante el temor de ser arrastrados por las aguas del río Licey, que de manera sorpresiva volvió a desbordarse, destruyendo e inundando decenas de viviendas.

Los más afectados por la riada fueron 300   haitianos, que viven en casuchas construidas  al borde del río, en un sector  conocido como El Batey.

El río Licey pasa justo por el centro de la ciudad,  por lo que abarca mucho terreno con viviendas habitadas.

Desde que está nublado, las personas se preparan para  salir de sus casas y dejar las viviendas que se inundan, con sus ajuares literalmente boyando, como le sucedió la tarde del  jueves a la joven  Sara Vega, quien tuvo que salir corriendo, con su hijo de tres meses en brazos para evitar ser arrastrada por las aguas. “No me voy a quedar en casa con un bebé a esperar que el agua del río me llegue al cuello”.

“El jueves, el río creció de repente, todo estaba normal y de un momento a otro creció y casi nos ahogamos. Se nos mojó toda la ropa, incluyendo las de mi bebé”, relató Vega.


Pronósticos

La  Oficina de Meteorología informó que los aguaceros continuarán siendo fuertes y en ocasiones con tronadas y aisladas ráfagas de viento  en gran parte del país,  debido a la interacción de dos vaguadas que han dejado la masa de aire  bastante húmeda e inestable y  viento   en el Este. Los aguaceros  se sentirán en   las regiones Norte, Noreste y la cordillera Central  en la tarde y noche de hoy  sábado y  mañana domingo.