Cadáver niño Rafael Eduardo Jourdain fue sepultado ayer

0
90

Tras 19 días de incertidumbre, desde su desaparición el 14 de abril y posterior asesinato ese mismo día, fue sepultado la tarde de  ayer  en el Cementerio Nacional de la avenida Máximo Gómez el cadáver del niño Rafael Eduardo Jourdain.

La madre del infante, Miguelina Jourdain,  irrumpía en llanto cada vez que  sus cercanos le daban el pésame. “Sé que Dios me va a dar fuerzas en estos momentos, eso es lo que le pido”, decía.

Mientras que el padre Jovanny García no resistió el momento en que el cadáver era colocado en el panteón y cayó al suelo, ahogado en  llanto.

La mayoría de los asistentes al sepelio eran vecinos, amigos y compañeros de trabajo de los progenitores del niño, cuyo cadáver no pudo ser velado por el   estado de descomposición.

 Historia.  El cadáver del niño fue encontrado a orillas del río Ozama tres días después de que  desapareció cuando jugaba en el estacionamiento del apartamento familiar,  en el edificio 3, de la Manzana 4698, del sector Invivienda, en Santo Domingo Este.

Sin embargo, aunque existían fuertes indicios forenses de que se trataba de  su hijo Rafael Eduardo, la madre decidió esperar la prueba de ADN (ácido desoxirribonucleico), que así lo certifica, para darle sepultura. El  miércoles,  la Policía Nacional y el Ministerio Público le notificaron los resultados de la investigación genética.

El niño murió a causa de “asfixia mecánica por sofocación”, luego de que le introdujeran en la boca un pañuelo que le obstruyó las vías respiratorias y le provocó una hipoxia cerebral.

El cadáver  presentaba contusiones en la cabeza y el labio superior.

Ayer,  Miguelina inició desde media mañana el proceso  de sepultura con la búsqueda del cadáver en la unidad del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) en el cementerio Cristo Redentor, para luego llevar el cuerpo a un panteón familiar del  camposanto de la Máximo Gómez.

Justicia.  Por el secuestro y  asesinato del niño de cuatro años de edad está  recluido en la cárcel de Najayo Justo Félix Sandoval, quien era vecino de la víctima. Miguelina negó que tuviera alguna relación sentimental con  Sandoval y dijo que ese argumento es usado por  la madre de éste para defenderlo.

Miguelina Jourdain se mostró  conforme con el trabajo de  las autoridades para investigar el caso de su hijo y   para certificar que el cadáver  correspondía a  su pequeño niño.

Exhortó a los padres a que enseñen a sus hijos a no confiar en nadie   aunque “en este caso no fue la madre quien confió, sino mi hijo que confiaba mucho”.

Las claves

1.  Drama

El caso del niño Rafael Eduardo Jourdain conmovió a la población que se mantuvo atenta al caso.

2.  Dos hermanas

Miguelina Jourdain tiene dos niñas, Gissely,  de 14 años de edad, y Luisa Ventura,  de 9, quienes ayer estuvieron en el sepelio de su hermanito.