Las raíces mayas llegan a la Feria

0
978

 Cinco de los siete países que conforman la región invitada de honor, Centroamérica, mantienen en su cultura las tradiciones de la civilización maya, la cual habitó una vasta región denominada Mesoamérica, en el territorio hoy comprendido por cinco estados del sureste de México y parte de América Central. Su cultura fue conocida por haber desarrollado una única lengua escrita en la América precolombina, así como por su arte, arquitectura y sistemas matemático y astronómico.

 En Guatemala, Belice, Honduras, Nicaragua y El Salvador sobreviven, al tiempo y los avatares de la historia, los descendientes mayas. Por eso, en esta Fil se ha dado especial importancia a presentar su cultura y tradiciones.

Desde el inicio del evento ferial, se ha estado desarrollando coloquios y encuentros que abordan distintos aspectos de esta civilización ancestral, sus creencias, su calendario, su música, tradiciones y pinturas.

Giovanni Castillo, Embajador de Guatemala, expresó que “le enorgullece la oportunidad de dar a conocer la riqueza de nuestra cultura maya, ya que todos ustedes saben que este año es muy importante para todos los que vivimos en las zonas de nuestros antepasados, porque finaliza el calendario de cuenta larga”.

En la tarde de ayer, la Rosa de los Vientos fue el vehículo que se utilizó para realizar un viaje en el tiempo, más de quinientos años atrás, y asistir, junto a todos los tripulantes, a un juego de pelota maya, el cual era concebido como un rito de iniciación, muerte y renacimiento que legitimaba la acción militar y el poder político.

El viaje astral continuó en la noche, esta vez en la explanada del Teatro Nacional, con un desfile de trajes típicos mayas. Atuendos espléndidamente elaborados, bordados con plumas y gemas, sandalias de cuero, grandes tocados de plumas, además de collares, pectorales y pesados cinturones con incrustaciones de nácar y piedras grabadas; además de faldas, capas cortas y largas, chaquetas de piel de jaguar, adornos de conchas, caracoles y diseños geométricos.

Su danza y música, que se conservan con merecida vigencia en diversas regiones de lo que fuera la civilización maya, se representó en la “Danza el Rey Quiché”, que narra la historia del rey que se enfrentó a los conquistadores españoles en la batalla del Pinal. Este personaje legendario es considerado héroe nacional de Guatemala.