Apresan abogada alteraría expediente de narcotráfico para que liberaran a su cliente

0
53

MOCA.-  La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), y una fiscal adjunta de aquí, apresaron en pleno Palacio de Justicia local a la abogada de un presunto distribuidor de estupefacientes bajo cargos de haber alterado varias piezas de un expediente instrumentado contra su cliente.

Se trata de la licenciada Sandra Maribel Furcal Guzmán, de 34 años, a quien se le atribuye haber variado la fecha de las actas de arresto y requisa de un vehículo propiedad de su defendido, Johann Manuel Herrera Blanco. El expediente no ha sido decidido por el juez de la instrucción de esta jurisdicción.

Furcal Guzmán, de acuerdo a la agencia, solicitó y obtuvo en la secretaria del Juzgado de Atención Permanente el expediente acusatorio y alteró los citados, iniciando por variarle la fecha del arresto del imputado y de chequeo del automóvil,  un Kía color negro, placa A563663, chasis KNAGE123175152171.

La abogada del supuesto distribuidor de droga cometió el hecho para que el apoderado pensara que el plazo legal de las 48 había vencido y en consecuencia liberara a Herrera Blanco, de 27 años, apresado en flagrancia el pasado sábado.

El arresto de la profesional del derecho fue practicado en la sede judicial por miembros de la DNCD, debidamente acompañados de la fiscal adjunta Yocasta del Carmen Joaquín Peña.

Ocurrió que Herrera Blanco acordó por teléfono con un “cliente” venderle cocaína, pero al llegar al lugar acordado, se percató de la presencia de miembros de la DNCD por lo que emprendió la huida en su carro.

Ante el intento de huida, dijo la DNCD, los agentes actuantes dispararon a los neumáticos del automóvil, logrando desinflarlos. Herrea Blanco trató, de todos modos de escapar, pero fue capturado antes de lograr su proósito y entregado al Ministerio Público para el sometimiento formal.

Al ser requisado, de acuerdo al informe de la agencia,  fueron ocupadas nueve porciones de cocaína en un bolsillo del pantalón y otra envoltura en la gaveta del automóvil, con  un peso global de 32.5 gramos.