Leonel Fernández: Un líder nacional e internacional

0
69

La multitud por sí sola nunca llega a nada si no tiene un líder que la guíe. Hermann Keyserling (1880-1946) Filósofo y científico alemán.

Por: Amín Cruz

La gestión presidencial del Dr. Leonel Fernández en la República Dominicana, pienso que nos tomará tiempo a muchos dominicanos para valorizarla en su justa dimensión social, cultural, política, económica, humana…, es un hombre de barrio, quizás esta condición social le quite crédito, pero en fin, el trabajo realizado nacional e internacionalmente está ahí y como la historia se nutre de los acontecimientos vamos a tener “memoria contra el olvido” de quienes a propósito en el presente menos precian el avance, progreso y desarrollo que ha tenido el país, a nivel nacional e internacional en el transcurrir de su gestión.

Apreciado lector, ante de continuar, permítame acuñar esta frase de Terencio, “Hombre Soy: Nada humano me es ajeno”, Leonel Fernández tiene unos meritos como ser humano trascendentales en el transcurrir de su vida, que, desde un simple ciudadano común llegó a ser presidente, su primer trabajo público. Como presidente de la nación dominicana ha hecho un trabajo excepcional en su tres periodo, concluye presentando en las Naciones Unidas una iniciativa de propuesta para la humanidad.

“Nuestra iniciativa es algo muy sencillo, justo y de trascendental importancia: lograr que esta Asamblea General de la ONU declare, en beneficio del género humano, que los alimentos no puedan ser considerados como un activo financiero”, aseguró Fernández durante su intervención en Naciones Unidas. La misma fue acogida y valorada hasta el extremo que su Secretario General, presidentes, ministros y embajadores lo llamaron líder de bien de la humanidad.

En un libro de Phillips Brooks,  leí esta frase “la grandeza de una persona se puede manifestar en los grandes momentos, pero se forma en los instantes cotidianos”, pienso en nuestro Presidente Leonel Fernández, cuando sugirió que, para dotar de mecanismos efectivos a los gobiernos, se deberían gravar las transacciones financieras internacionales y los depósitos en paraísos fiscales, lo que, a su juicio, frenaría la crisis económica y la indignación de los ciudadanos. Durante su intervención en la Asamblea General, el presidente dominicano señaló que debe existir “un esfuerzo colectivo para eliminar el terrorismo como práctica inhumana, así como las raíces económicas, sociales, políticas, culturales, ideológicas y religiosas que las motivan”.

Es por primera vez que un presidente de la República Dominicana, somete una propuesta que se convierte en una iniciativa mundial de ayuda a la humanidad y por ende estamos los dominicanos incluidos, que bueno. Que mediocres somos muchos dominicanos, mientras el mundo la reconoce, hay otros que por estar en la acera del frente no quieren reconocer esta iniciativa positiva para el país y el mundo. Hay quienes han criticado e incluso han dicho barbaridades de nuestro presidente, quizás tendríamos que decir “nadie es profeta en su tierra”. Lc 4.21.30.