Gobernador conversa con comunidad escolar en primera Escuela del Siglo 21

0
53

El gobernador de Puerto Rico, Luis G. Fortuño, compartió hoy con miembros de la comunidad escolar de la Escuela Rafael Cordero de Cataño,  primera Escuela para el Siglo 21 que fue inaugurada en enero de este año. Durante el conversatorio, padres, maestros, estudiantes y personal no docente compartieron con el Gobernador sus experiencias y sugerencias en torno a la transformación escolar que están viviendo en este nuevo plantel escolar, que está diseñado para estimular el aprovechamiento académico, acercar la escuela a su comunidad y preparar a los niños con una educación competitiva y conforme a las exigencias del Siglo 21.

“Una de nuestras prioridades en estos tres años ha sido transformar nuestras escuelas públicas para proveerle a nuestros estudiantes, maestros y padres un ambiente que promueva el aprendizaje, que permita una sana convivencia para que todos los miembros de la comunidad aporten a la educación de nuestros niños. Nuestra meta es sembrar oportunidad en nuestras escuelas para desarrollar el talento y capacidad de los estudiantes y prepararlos para que sean exitosos al enfrentar los retos que nos presenta el Siglo 21.  Por eso, quería tener la oportunidad de conversar con representantes de toda la comunidad escolar en un ambiente informal, para que pudieran decirme cómo les ha ido en su nuevo plantel. Quería escuchar lo que está funcionando y resultando en progreso para ellos, y por supuesto quiero escuchar sus opiniones sobre lo que falta por lograr y los retos que aún permanezcan”, expresó el Primer Mandatario.

Según confirmaron los miembros de la comunidad escolar, luego de la transformación de la escuela y la inversión de $5.6 millones, los resultados de mejorías en el plantel son notables. Entre  los cambios que mencionaron se destacó que la productividad académica se ha elevado y está más enfocada; los estudiantes están más alegres y aplicados; la facultad más unida; la comunidad protege la escuela y la sensación de  seguridad es plena. Como un ejemplo notable de colaboración, la Directora Carmen Couret señaló que desde que reabrió la escuela los padres voluntarios  han aumentado de 5 a 25 y que tienen lista de espera.

El plantel, que tiene una matrícula de 483 estudiantes, ahora cuenta con 20 salones académicos, 2 salones de Kínder, salones Da Vinci, de baile, música, educación física, así como laboratorios de idiomas y computadoras, entre otros.

“Esta es nuestra escuela modelo; la queremos usar como ejemplo y barómetro para medir el progreso pero también para aprender y hacer los ajustes que tengamos que hacer para que todos los estudiantes de la Isla puedan tener una educación del Siglo 21. Queremos asegurarnos que estamos ofreciendo la calidad educativa de excelencia que merecen nuestros niños después de tanto tiempo esperando por adelantos en un sistema arcaico”, añadió el Gobernador.

“Como dije el 12 de enero cuando la inauguramos, esta escuela pertenece a toda la comunidad. Quiero asegurarme que todos sientan que tengan acceso a estas facilidades e inherencia en lo que pasa en este plantel. De la misma manera, quiero estar claro de que todos estén asumiendo su responsabilidad de cuidar de ella y de contribuir a su progreso. En este programa de Escuelas Siglo 21, nuestra intención es seguir monitoreando el progreso en todos los planteles. Este es un proyecto vivo y como tal tenemos que seguir trabajando en alianza para que florezca su potencial total”, sostuvo el Gobernador.

El personal de la escuela señaló que se han atendido con premura los asuntos que han surgido desde la inauguración. El Gobernador, a la vez que agradeció su participación, aseguró a todos que sus sugerencias y observaciones también serían atendidas con la misma urgencia luego del conversatorio.

“Hoy he escuchado de padres y maestros verdaderamente comprometidos que no se dan por vencidos en su lucha por ofrecer lo mejor a sus hijos y estudiantes. Al igual que ellos,  yo continuare luchando para darle a todos y cada uno de los niños y jóvenes puertorriqueños la oportunidad de alcanzar sus sueños y crecer como ciudadanos responsables y comprometidos no solo con su futuro, sino con el futuro de Puerto Rico”, finalizó.