Realizan culto especial de las últimas siete palabras de nuestro Señor Jesucristo

0
199

El ministrador-capellán Wilfredo Medina Peña, presidente del Ministerio Internacional Restaurando las Almas para Cristo (MIRACRISTO) Inc. participó en el culto especial de las últimas siete palabras de nuestro Señor Jesucristo antes de morir en la Cruz del Calvario celebrado el pasado Viernes Santo por la Iglesia Pentecostal Los Soldados de Jesús de los pastores Felipe Vellón y Aracelis Rodríguez de Vellón cuyo templo es el anfitrión del “Primer Foro Internacional por la Paz Mundial” que (MIRACRISTO) Inc. y su comité organizador celebrarán el 21 de abril a partir de las 9:00 am donde han sido invitados el honorable Cuerpo Consular acreditado en San Juan, Puerto Rico, los Honorables Kenneth McClintok y José Luis Cruz Cruz alcalde del Municipio Autónomo de Trujillo Alto así como los pastores de iglesias y presidentes de entidades cívicas, la prensa local e internacional entre otras personalidades que al igual que la nominada al Premio Nobel por la Paz nos estarán honrando con su presencia.

Medina Peña (Quedio el capellán) no obstante tener asignada la sexta palabra de nuestro Señor Jesucristo en la Cruz: consumado es, abundó de la primera palabra expresada por el obrero Carlos Figueroa, de la segunda por la Rvda. Aurora Delgado, de la tercera por la Rvda. Doris Mora, la cuarta por el evangelista Javier González, y la quinta por el obrero Israel De Jesús, en un resumen similar al de Quedio el capellán, el Rvdo.

Felipe Vellón expresó la séptima y última Palabra de Jesús en la Cruz: Padre en tus manos encomiendo mi espíritu, en su ponencia de la palabra el también cantautor Medina Peña hizo énfasis en la expresión de Jesús: Mujer he ahí tu hijo; he ahí tu madre, de donde se desprende la importancia o prioridad que Dios da a la familia pero aquí la palabra madre también equivale a iglesia la que siempre tendrá la responsabilidad de procrear o parir hijos buenos, como Juan el discípulo amado, obviamente no olvidando que es bueno que la cizaña y el trigo crezcan juntos ya que al final el Señor hará la siega.

En el intérvalo de cada una de las siete palabras cantaron alabanzas los hermanos José Estrada, Jannette Villegas, Rvdo. Faustino Benítez, María L. Benítez, Carmen Dinelia De Jesús, Josué Estrada Jr., la Rvda. María Benítez  fue la maestra de ceremonia y la obrera Josefina Benítez realizó la oración final.