Familiares militante PRD asesinado descartan crimen por política

0
46

MOCA.- La comisión que  investiga  la  muerte del militante perredeista Antonio Peña Ramos, hecho  que ocurrió el pasado domingo en medio de un toque de banderas de simpatizantes del PRD y PLD en el Cruce de San Víctor, afirmó anoche luego de sostener una maratónica reunión, que las indagatorias marchan satisfactoriamente.

Sin embargo, los  generales  Romer López, jefe del Comando Regional Cibao y Alberto Bienvenido Olivo, y el magistrado procurador fiscal de Espaillat, licenciado José Aníbal Carela, no ofrecieron detalles, alegando que la investigación está en fase secreta y cualquier información podría entorpecer el proceso.

PARIENTES DESVINCULAN CRIMEN DE POLÍTICA

Mientras que parientes  de  la  víctima aseguraron en declaraciones ofrecidas a medios locales que el crimen no tiene motivaciones políticas, como se ha querido vincular.

Precisan que el occiso fue asesinado a “quemarropa”, como si se tratara  de un crimen planificado.

“Eso  no fue por política, lo tenían planificado” gritaba entre sollozos un familiar cercano desesperado.

Familiares   de Antonio Peña  Ramos reiteraron que  el crimen fue  cometido por alegadas rencillas personales, subrayan que el criminal aprovechó el escenario para cometer el hecho.

Serafín de Jesús Ramos, sobrino del occiso y un hermano suyo que se identificó como Negro Ramos, dijeron que sospechan que el hecho estaba planificado y   sospechan de un individuo apodado como Tano.

De igual modo señalaron que el informe médico indicó que el disparo fue a quemarropa por lo que no pudo tratarse de un proyectil perdido como se dijo en principio.

Solicitaron de las autoridades  que  investigan el hecho apresar al sospechoso para  que responda  ante la justicia.

Fuente: El Nuevo Diario