Fiscalía Estatal investiga alcalde dominicano de Lawrence por corrupción

0
78

 El funcionario, electo en el 2010, se declaró pobre, por lo que no puede pagar un abogado para que lo defienda. El año pasado, trató de establecer un fondo para recibir donaciones de simpatizantes y amigos, pero el intento fracasó.

Por Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ El alcalde dominicano de Lawrence, William Lantigua está bajo investigación de los fiscales federales, quienes tratan de armarle un caso por corrupción electoral y otros delitos relacionados a su posición como el primer ejecutivo de la ciudad. Lantigua, oriundo de Santiago de los Caballeros y primer dominicano electo alcalde de Lawrence, ha sido multado con $25 dólares diarios por no haber entregado documentos de las finanzas de su campaña electoral, que le ha querido la justicia.

Los fiscales citaron la semana pasada a 9 miembros del comité de finanzas de la campaña de Lantigua, entre los que están los oficiales de policía Melix Bonilla (gerente general de la campaña) y Elvin Alarcón, quien fue director de finanzas.

Las autoridades también investigan a Lorenza Ortega, ex novia de Lantigua y quien formó parte del equipo de la campaña. Los citados por la justicia, son todos empleados municipales y de otras agencias gubernamentales y se les acusa de colectar fondos a favor del alcalde, lo que está prohibido por la ley.

Ortega fue nombrada en el Departamento de Personal de la alcaldía y fue tesorera de la campaña de Lantigua en el 2009, trabajaba para la ciudad desde el 2005, pero firmó un formulario en el que mintió (perjurio) a los investigadores, diciéndoles que nunca había sido empleada pública.

Otros que se enfrentan a la justicia y a multas diarias por no revelar documentos de la campaña, son Gary Sidell y los hermanos Juan y Luis Yépez, quienes son propietarios de un negocio de computadoras y electrónica  en Lawrence y en abril del 2010, abrieron un fondo económico para la campaña del alcalde.

Lantigua reveló haber recibido más de $13.000 dólares de donantes que pagaron $500 por cabeza para asistir a una cena con el entonces candidato en  un restaurante de Lawrence.  Entre el 2009 y el 2010, violaron las leyes que prohíben donaciones a campañas electorales de empresas y otro tipo de negocios.

Los fiscales sostienen que durante la campaña electoral de Lantigua, se realizaron al menos 15 actividades para recaudar fondos en discotecas y restaurantes y ninguna de las recaudaciones conseguidas en esos actos, se reportaron a las autoridades del fisco y electorales.

Lantigua informó que fue contactado por oficiales de la Oficina de Campaña y Financiamiento Político Electoral en mayo del 2011, luego que el periódico Boston Globe revelara detalles de las recaudaciones y las evasiones en relación al dinero obtenido.

El alcalde dijo que está respondiendo con “honestidad”, las preguntas que le están haciendo los investigadores en relación a los fondos de su campaña. “Estamos respondiendo lo mejor que podamos a los interrogatorios”, agregó Lantigua. Prometió que esta semana, presentará los documentos “desaparecidos” que le exigen los investigadores. “Haremos lo que haya que hacer”, sostuvo el alcalde dominicano de Lawrence.

Fue conminado a pagarles a los hermanos Yépez $4.100 dólares para cubrir parte de los fondos recaudados en su nombre por los comerciantes.  Los Yépez rehusaron hablar sobre la investigación.  El alcalde también se comprometió a pagar cuentas en algunos restaurantes donde se realizaron eventos de recaudación como en el caso de “Salvatore” donde un simpatizante de Lantigua pagó $875 dólares por comidas y bebidas el 3 de marzo del 2008 en un acto en el que participó el gobernador Patrick Deval.

“Doy la bienvenida a toda la investigación”, dijo Lantigua. “No hemos tenido intención de hacer nada ilegal, esto ha sido una gran distracción y queremos seguir adelante”, expresó el alcalde.

Michael Fielding, un ex concejal de la ciudad y quien sirvió como tesorero en la campaña de Lantigua entre el 2003 y el 2009, dijo que desconocía que los investigadores habían enviado el caso a la Procuraduría General del Estado. “De alguna manera esa investigación me tomó por sorpresa; no creo haber hecho nada ilegal.

Explicó que fue interrogado el año pasado con los investigadores estatales de financiamiento de campaña y cree que no tiene nada de qué preocuparse.

C