VIncho plantea investigar vínculos Mejía-Figueroa Agosto

0
51

El jurista Marino Vinicio –Vincho– Castillo consideró que hay que establecer y analizar a profundidad los vínculos que podría tener el ex presidente Hipólito Mejía con el capo de las drogas José David Figueroa Agosto, y reveló que el jefe operativo del narcotraficante era miembro de la escolta del ex mandatario y candidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

El presidente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP) indicó que el hombre más cercano al capo boricua de las drogas Figueroa Agosto, el asesinado teniente coronel de la policía José Amado González González, era miembro del Cuerpo de Ayudantes Militares de Mejía.

Según las explicaciones documentales que mostró Vincho Castillo en su programa de televisión “La Respuesta”, el 23 de junio de 2002 González González fue asignado al Cuerpo de Ayudantes Militares para que formara parte de la escolta del entonces gobernante Mejía.

Dijo que el coronel Amado González, una hora antes de su asesinato, habló con otro coronel que estaba de puesto en la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), pero que también había pertenecido al Cuerpo de Ayudantes de Mejía.

Reveló que cuando el jefe de la DNCD, Rolando Rosado Mateo, quien se encontraba en Santiago, se comunicó con el coronel que había conversado con Amado González, éste le dijo con una gran naturalidad que no había ninguna novedad, a pesar de que ya el crimen de su compañero se había producido.

“Rosado Mateo llamó al coronel y le preguntó que cuál era la novedad del día porque ya el jefe de la Policía, Guzmán Fermín, le había dicho del asesinato de Amado González, pero éste le respondió que no había ninguna novedad, pero cuando le insistió le dijo que habían matado al coronel y que había conversado con él una hora antes de su muerte”, expresó.

Vincho Castillo precisó que el asesinado coronel iba a ofrecer declaraciones en un tribunal de instrucción el lunes siguiente a su muerte.

“…¿Qué iba a decir?… no lo sabemos, pero ese asesinato fue seguido por el de Lantigua Polanco y el de (Rubén) Soto Hayet, el dueño de la Panadería Francesa, el establecimiento donde iba habitualmente Hipólito Mejía una, dos tres y cuatro veces por semana”, dijo el jurista.

Recordó que el amigo de Mejía y propietario de la Panadería Francesa era el padrastro de la esposa del teniente coronel Amado González, Madelin Bernard.

Hay que recordar que Soto Hayet fue asesinado de un disparo a quemarropa en la cabeza el 14 de mayo de 2009 y González González fue asesinado en presencia de su esposa, el 24 de diciembre de 2010.

Citó que cuando se produjo el asesinato de Rubén Soto Hayet, Mejía declaró a la prensa que su muerte fue “para tapar…#157; y que él (Hipólito Mejía) le había advertido que su asesinato se iba producir, que los crímenes en torno a la red de narcotráfico de Figueroa Agosto iban a continuar.

Insistió que habría que preguntarse que con el asesinato a “¿quién querían tapar, encubrir?…#157; si al Gobierno o a los que tenían relaciones muy estrecha con Soto Hayet, tales como los oficiales escoltas del Cuerpo de Ayudantes de Hipólito Mejía.