Vakeró Sin Pito y Con Flauta, Feo Pa’ la Foto

0
36

El término “artista” no siempre envuelve la mejor interpretación con respecto a la imagen personal del talento en cuestión; la palabra artista no necesariamente compagina con la personalidad del mismo; en pocas palabras, ser artista es un espectáculo 24/7.

Por supuesto, ser artista si envuelve muchas responsabilidades, disciplina, talento, relaciones públicas y relaciones personales que separan el show del artista, pero necesarias para manejar apropiadamente su imagen.  

Claro, no todos los artistas tienen contradicciones con su imagen pública, pero consideramos  que Vakeró si pudiera tener contradicciones, pues notamos que en ciertas oportunidades,  su imagen deja mucho que desear. Siempre y cuando Vakeró considere que su música es tan liberal que le permita tener el estilo de vestuario que el quiera, como representante del género urbano que es.

Un incidente de mal gusto acaba de ocurrir en los premios El Casandra 2012. Vimos a Vakeró desfilando en  la alfombra roja. Como se puede apreciar en la foto, Vakeró no fue el mejor vestido de la noche, y sin ánimo de defenderlo, creo que su vestimenta reflejaba cierta rebeldía, a lo mejor su imagen pretende reflejar una imagen acorde con el tipo de música que interpreta. O quizás lo que realmente el quería era llamar la atención. A propósito, creo que Vakeró no está sonando mucho últimamente.

Si fuero yo el organizador del evento  por   la vestimenta de Vakeró lo dejaría fuera, no le  permitiria la entrada al Teatro Nacional. Tambien no olvidemos dos cosas, primero, estamos hablando de un artista nominado y de su fiesta de gala,  y segundo,  la invitación decía traje “formal” a lo mejor.

Ahora bien, me pregunto,  hasta que punto se debe negar la entrada a un artista a una actividad de esta naturaleza,  por razones de vestuario, cuando en realidad este artista no viene a ver una obra de teatro donde tiene los requisitos de entrada, sino que viene a una fiesta de gala en su honor?  Que por cierto, es natural que en este tipo de eventos, los artistas recurran a su mejor estrategia para llamar la atención.

No apoyo la vestimenta con que se presentó  Vakeró a desfilar por la alfombra roja, pues se puede considerar como una falta de respeto a los demás artistas, al tratarse de una noche tan especial. Pero también me preocupa que los organizadores del Casandra, si en verdad tomaron la medida de control de  impedir la entrada al Teatro Nacional  a personas   mal vestido y “feo para la foto” a este evento de gala si procede. No se , por favor que alguien me aclare.

Este penoso incidente de ser verdad  se puede tomar como ejemplo para situaciones futuras, pues realmente se deben respetar los códigos de vestimentas a la hora de corresponder a una invitación, sea artista, joven, rico o famoso. Y por otro lado, Vakeró no vino a ver una obra de teatro, solo vino a participar en los premios el Casandra 2012.

Este comentario lo hago basado en rumores de que a Vakeró le fue negada la entrada al  Teatro Nacional para asistir al Casandra 2012.