Orientan a extranjeras sobre sus derechos y contratos federales

0
61

La Oficina de Cumplimiento de Contrato Federales (OFCCP) identifica y establece contacto con organizaciones comunitarias que sean capaces de referir a mujeres cualificadas.

Por: Dominga Valdez

Río Piedras, Puerto Rico.-Para que las mujeres extranjeras participantes del Centro de la Mujer Dominicana tengan claro sus derechos a no ser discriminadas por un empleador que tiene contratos con el gobierno federal, se les hizo saber cómo deben proceder, y dónde deben dirigirse.

La orientación les fue dada dentro de los talleres educativos que ofrece este centro, ubicado en Río Piedras todos los martes, desde las cuatro de la tarde, y en el que participan mujeres dominicanas, colombianas, ecuatorianas, algunas víctimas de violencia doméstica.

Johanna Avilés Collazo, especialista en igualdad  en el empleo,  de la Oficina de Cumplimiento de Contratos Federales (OFCCP) aclaró las dudas que tenían las asistentes al taller, donde les informó que todos los contratistas y subcontratistas federales deben realizar esfuerzos para que toda persona tenga igualdad de oportunidades en el empleo sin considerar raza, color, sexo, religión, género, origen nacional, incapacidad, o status de veterano.

Dijo que en esa agencia se protegen los derechos de los trabajadores, haciendo valer las leyes que gobiernan a los contratistas federales, asegurándose que éstos cumplan con dar igual oportunidad de empleo y que tomen acción afirmativa en el empleo de grupos protegidos (mujeres, minorías, etc).

“Nosotros trabajamos con grupos comunitarios, y con los participantes de esos grupos, para que conozcan y abogen por sus derechos a trabajar sin ser discriminados”, apuntó.

Manifestó que en su oficina evalúan toda actividad de personal incluyendo solicitantes de empleo, reclutados, sistemas de compensación, ascensos, despidos y también el esfuerzo que hace el contratista federal por cumplir metas establecidas para reclutar, ascender y adiestrar.

Avilés aclaró a las participantes que su oficina se encarga de investigar la denuncia, si importar el estatus migratorio de la querrellante, y que para poder recibir asistencia la persona debe estar trabajando para un contratista o subcontratista federal.

Estos talleres se están realizando porque no todas las participantes del Centro de la Mujer Dominicana son indocumentadas, algunas son residentes legales de Puerto Rico, que desconocen los derechos que las asisten y las leyes que las protegen en sus lugares de trabajo.