Iglesias y organizaciones religiosas no tendrían que pagar IVU

0
100

El gobernador de Puerto Rico, Luis G. Fortuño, anunció hoy que someterá para la aprobación de la Legislatura un proyecto de ley dirigido a que las ventas y servicios que proveen las iglesias u organizaciones religiosas bona fide sean exentas del pago del Impuesto de Venta y Uso (IVU).

Estas ventas deben tener el propósito de recaudar fondos para obras y mejoras permanentes a sus facilidades, actividades directamente relacionadas a su ministerio, así como subvencionar obras de caridad y ofrecer servicios que propendan al desarrollo de programas para el bienestar social. 

Fortuño explicó que el IVU fue aprobado mediante legislación en el 2006, y que dicho proyecto no excluyó del pago del IVU las ventas que hacen las iglesias y otras organizaciones bona fide con el fin de hacer mejoras permanentes a sus facilidades, así como ayudar a financiar actividades directamente relacionadas a su ministerio y obras de caridad.

“Tan pronto el Secretario de Hacienda y yo nos percatamos, dimos la instrucción para que no se interviniera con dichas organizaciones por este tipo de venta, cónsono con la reglamentación promulgada por Hacienda que excluye del pago del IVU las actividades ocasionales”, añadió.

No obstante, ante la confusión que esto continúa generando a pesar de esta directriz y los problemas que esto ha provocado a estas instituciones, cónsono con la política pública de este Gobierno de total apoyo al tercer sector y las organizaciones de base de fe, se decidió someter este proyecto de ley para eximir las ventas que realizan estos para subvencionar obras caritativas y otras actividades directamente ligadas a su ministerio.

Los servicios que sean subvencionados con los fondos producto de estas ventas exentas tendrán que ser provistos a la comunidad de forma gratuita. Además, las ventas tendrán que realizarse dentro de los predios de las iglesias, parroquias, capillas, santuarios, templos, mezquitas o edificios de similar naturaleza.

 

Igualmente, anunció que se trabajará administrativamente para eliminar las multas referentes al cobro del IVU.

 

El Primer Ejecutivo resaltó que esta Administración se ha destacado por su estrecha colaboración con las entidades sin fines de lucro, organizaciones de base de fe y las iglesias, en su gesta por atender los males que afectan a nuestra sociedad”. En este sentido, se han brindado recursos que brindan mejores servicios a nuestros ciudadanos, como la Amnistía de Armas y la Liga de las Iglesias, que cuenta con la participación de más de 3,000 jóvenes y niños.

 

Por otro lado, puntualizó que el Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico (CRIPNP) permite que se deduzca cualquier donativo realizado a las iglesias contrario al CRI anterior, el cual requería que el donativo excediera el tres por ciento (3%) del ingreso bruto ajustado o el treinta y tres por ciento (33%) del monto de las aportaciones o donativos pagados durante el año contributivo.

 

“El cobro del IVU en estas instituciones requiere que estas incurran en gastos para el equipo necesario para el cobro del impuesto. Esto reduce aún más los ingresos limitados que reciben estas entidades por concepto de las ventas y servicios. Nuestro Gobierno quiere eliminar las barreras que afectan los ingresos de estas instituciones y reducen sus oportunidades de cumplir plenamente con la labor social que realizan”, concluyó el Primer Ejecutivo.