Texto completo respuesta de Hipólito Mejía a discurso de Leonel Fernández

0
34

Alocución completa del discurso del candidato presidencial por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), ingeniero Hipólito Mejía. (Lunes 5 de Marzo 2012).

Pueblo dominicano:

Una vez más, tuvimos la oportunidad de escuchar el pasado 27 de febrero, la rendición de mentiras, cuentos y fábulas presentada por el Presidente de la República, doctor Leonel Fernández.

El Artículo 114 de la Constitución obliga al Presidente de la República a acompañar la rendición de cuenta con “un mensaje explicativo de las proyecciones macroeconómicas y fiscales, los resultados económicos, financieros y sociales esperados y las principales prioridades que el gobierno se propone ejecutar dentro de la Ley de Presupuesto General del Estado aprobada para el año en curso.”

El Presidente Fernández, en vez de cumplir el mandato de la Carta Magna, optó por agregar una violación más, a la extensa lista de violaciones que ha cometido contra las constituciones bajo las cuales ha gobernado.

Todos los que tuvimos la fortaleza de escuchar durante más de dos horas la alocución del Presidente del PLD, fuimos testigos de uno de los actos novelescos más memorables de la historia dominicana.

¡Gracias a Dios, por última vez!

Leonel nos dijo que la deuda pública ha bajado en los últimos 7 años, cuando la verdad es que aumentó de 9 mil 705 millones de dólares en agosto del 2004 a 23 mil 915 millones de dólares a final del 2011, proyectándose que terminará en 25 mil millones de dólares cuando nos entregue el Gobierno dentro de 6 meses.

En apenas 7 años y 4 meses, Leonel endeudó al país más que en los 160 años anteriores de la historia de la República.

Escuchamos también que la pobreza ha bajado a 32 por ciento de la población total, cuando la CEPAL afirmó recientemente que es de 41 por ciento.

Y más aun, el Banco Mundial y la Organización Internacional del Trabajo sostienen que la población que vive bajo la línea de pobreza alcanza el 50 por ciento.

Los jóvenes tuvieron que soportar a un Presidente que es capaz de afirmar que, en promedio, cada dominicano gana 211mil pesos al año, incluyendo a los recién nacidos y a los jóvenes que sufren más de un 30 por ciento de desempleo.

Las mujeres tuvieron que escuchar el cuento de que el Gobierno del PLD ha sido exitoso manteniendo baja la inflación y reduciendo el costo de la vida, a sabiendas de que la libra de habichuelas que costaba 18 pesos, ahora cuesta 45 pesos;

El pan que costaba un peso ahora cuesta cinco;

La libra de azúcar blanca que costaba 9 pesos, ahora cuesta 25;

El galón de aceite de cocinar que costaba150 pesos, ahora cuesta 320 pesos.

El galón de gas de cocinar que costaba 25pesos, ahora cuesta 109.

Y el pasaje que costaba 10 pesos, ahora cuesta 25.

Para colmo, tuvimos que escuchar la mentira de que el enorme déficit fiscal que exhibe el gobierno de Leonel y Danilo en los últimos 4 años, se ha debido a que el gobierno del PLD no ha querido transferir el aumento de los precios del petróleo a la tarifa eléctrica, cuando todo el que tiene los pies puestos en la tierra, porque no anda volando en helicóptero, ha visto cómo la tarifa eléctrica aumentó de 13 a 24 centavos de dólares a final del 2011, para un aumento de 74 por ciento.

El fabulador quiso que nos tragáramos la mentira de que ahora se gasta menos en nómina, a sabiendas de que cuando el PLD llegó por segunda vez al poder el gasto anual en nómina era de 28 mil millones de pesos, y en el 2011 alcanzó 82 mil millones de pesos.

Que antes teníamos 131 viceministros, y ahora el gobierno del PLD tiene 334.

Que mientras el Ministro de Hacienda ganaba 110 mil pesos mensuales, hoy se recibe un millón 275 mil pesos al mes, casi 12 veces más.

Ahora muchos comprenderán por qué mi primera reacción  ante el discurso del Presidente el pasado 27 de febrero fue que estaba “lleno de falsedades”.

Dejemos que sean las instituciones y organismos internacionales que dan seguimiento a todos los países del mundo, nos digan cómo ven la República Dominicana en estos momentos.

Latino-barómetro 2011 afirma que tenemos el gobierno menos transparente y más ineficiente de la América Latina;

Que junto al de Guatemala, tenemos el Gobierno que menos confianza inspira a la gente;

Que tenemos uno de los tres gobiernos de lar egión que menos ha hecho por el país y por la gente;

Todo eso a pesar de ser percibido por la gente como el Gobierno de la región con más recursos para resolver los problemas;

Que el Gobierno del PLD es percibido como el  gobierno latinoamericano que menos gobierna para el bien de todo el pueblo;

Que la República Dominicana es el país de la región donde la gente más piensa que la forma de conseguir cosas es pagando comisiones a los funcionarios del gobierno;

Que somos uno de los tres países de la región donde la gente percibe que menos progreso ha tenido;

Que somos uno de los dos países de la región donde la gente percibe que es más injusta la distribución del ingreso;

Que somos el país de la región dónde la gente más se queja porque el salario y el ingreso que reciben, les alcanza menos debido al alto costo de la vida;

Que somos el país de la región donde existe la mayor proporción de jóvenes que ni estudian ni trabajan;

Y que somos uno de los tres países de la región donde la gente dice que menos le han beneficiado las políticas de educación, salud y viviendas del Gobierno.

¡Esta cruda realidad es muy diferente al paraíso que Leonel dice que vio desde su helicóptero!

El Foro Económico Mundial, en su análisis del 2011,  sostiene que somos el país del mundo con el gobierno más despilfarrador.

Que tenemos uno de los 3 gobiernos más corruptos del mundo;

Que tenemos uno de los 2 gobiernos del mundo que más favoritismo exhibe en las decisiones de los funcionarios públicos;

Que somos uno de los 11 países del mundo con el peor servicio de electricidad;

Que somos el país del mundo donde meno confianza existe en la Policía, debido a las deficientes políticas del gobierno aplicadas a la seguridad ciudadana;

Y que somos uno de los 3 países del mundo con la peor calidad de la educación primaria pública.

¡Sólo desde arriba se ve bien el país! ¡Presidente, por Dios, acabe de aterrizar para que vea la realidad!

La Alianza Internacional Presupuestaria, una organización que evalúa el nivel de transparencia en los presupuestos de todos los países del mundo, nos coloca junto a Bolivia y Honduras como los países de la región con menos transparencia en la ejecución del Presupuesto, cayendo en el rango de los países que prácticamente no ofrecen ninguna Informaciónsobre el uso que el Gobierno da a los recursos públicos.

Y eso, que esta organización no se enteród e la barbaridad del anuncio del Presidente Leonel Fernández, cuando aseguró a su partido en New York que dispondría de 42 mil millones de pesos para tratar de ganar las elecciones, aún por encima de la voluntad popular.

La CEPAL, por su parte, afirma que somos el país de la región con la mayor tasa de desempleo.

Según la Organización Internacional del Trabajo somos después de Honduras y Bolivia, el país con mayor pobreza de la región.

Y somos después de Bolivia, Nicaragua y México el país con el menor salario mínimo, un salario que no alcanza ni siquiera para vivir.

El PNUD sostiene que somos después de Argentina el segundo país de la región con más robos reportados por cada 100mil habitantes.

El Instituto Internacional de Políticas e Investigación Alimentaria, que elabora el Índice Global del Hambre, reportó que en 2011, sólo Haití, Guatemala y Bolivia registraron niveles de hambre mayor que los de República Dominicana.

La fantasía de Leonel llega tan lejos que hasta  asegura haber invertido mucho en educación. Sin embargo, el Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación de la UNESCO, establece que los estudiantes dominicanos de tercer y sexto grado obtuvieron las calificaciones más bajas del Continente en los exámenes de matemáticas, lectura y ciencias.

El Gobierno peledeísta se vanagloria de sus obras de infraestructura vial. Sin embargo, la Fundación Red de la Dignidad, sostiene que somos el país del Continente con el mayor índice de inseguridad vial, registrando la tasa de mortalidad más alta por cada 100 mil habitantes.

Sabemos de la adicción enfermiza del Presidente Leonel Fernández de mirar al pasado para justificar sus errores y desaciertos.

Lo que resulta sospechoso es que Leonel y su compinche Danilo nunca han hecho el ejercicio de ver en qué casas vivían los funcionarios del PLD en 1996, cómo se transportaban, qué tomaban, y los sombreros que usaban, y ver ahora las mansiones donde viven y las villas donde vacacionan, los jets y helicópteros que poseen, sus  costosos apartamentos y negocios en las principales ciudades del mundo, los lujosos vehículos, los vinos que degustan, y las ropas que usan.

Evidentemente, los altos funcionarios y dirigentes del PLD se han convertido en el grupo económico más poderoso del país.

¡Los únicos que han progresado en estos años!

Los gobiernos de Leonel y sus acólitos han manejado en estos últimos 7 años, ocho veces más recursos que los que manejó el último gobierno del PRD.

Decir que Leonel ha despilfarrado más de 2 trillones de pesos en los últimos 8 años, es decir algo que los dominicanos no podemos entender.

Para que se tenga una idea, imaginemos todo ese dinero en papeletas de mil pesos.

Si las colocamos una detrás de otra, estaríamos hablando de una fila de 385 mil kilómetros.

En otras palabras, Leonel ha manejado una cantidad de dinero que, en papeletas de mil pesos, llegaría a la Luna!

Lo peor es que a pesar de haber manejado tanto dinero, el Gobierno de Leonel y su compinche Danilo han resuelto muy poco de los problemas de la gente.

Hoy los precios son en promedio 6 veces más altos que en 2004. Las mujeres, quienes sufren el más alto desempleo, protestan cuando van al colmado, al supermercado y las farmacias, porque el dinero no les alcanza.

Me duele que la tragedia golpee tan fuerte a los hogares pobres dominicanos, que sus hijos, empujados por el desempleo y la falta de oportunidades, arriesguen sus vidas lanzándose el mar.

Me preocupa que los jóvenes no encuentren opciones para desarrollarse, progresar y formar un hogar estable.

La calidad de la educación es un desastre pues tenemos el Gobierno de la región que menos dinero invierte en educación.

Y prácticamente invierte cero en educación inicial, que todos los especialistas del mundo señalan como la clave para el aprendizaje y rendimiento posterior de niños y niñas.

Mientras los funcionarios del PLD han logrado mudarse a grandes mansiones y villas campestres, tenemos un déficit habitacional de un millón doscientas mil viviendas, y las familias que no tienen acceso a agua potable alcanzan a un millón y medio de hogares.

A nuestras empresas les resulta cada vez más difícil competir, pues como bien ha establecido el Foro Económico Mundial, mientras en el 2004 ocupábamos el lugar 62 en el Índice Global de Competitividad, hoy hemos retrocedido a la posición 110.

Ya entendemos el por qué Leonel Fernández no se refirió para nada al sector industrial en su discurso.

Ni a la caída de casi mil 500 millones de dólares en las exportaciones de nuestras zonas francas textiles en los últimos8 años.

Ni a la pérdida de 70 mil empleos en esas empresas, lo que afectó principalmente las mujeres dominicanas.

Ni al aumento del déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos a más de 5 mil millones de dólares en el 2011, el cual contrasta con el superávit del año 2004.

Como tampoco hizo referencia a los 2 mil444 millones de dólares recibidos de Petrocaribe, que al igual que los 130millones de dólares de la Sun Land, el pueblo aun no sabe dónde fueron a parar.

Somos el país del Continente que más recursos le asigna a la Presidencia de la República.

Eso podría explicar en buena parte el porqué somos el país que menos invierte en seguridad ciudadana y en justicia.

Por eso la delincuencia y la criminalidad se han adueñado de las calles, mientras los ladrones penetran a los hogares sin que el Gobierno de la camarilla peledeísta haga nada, quizás porque quienes lo dirigen, están muy ocupados en el saqueo que le hacen al país.

La dramática y sombría situación descritas se hace más intolerable ante las estimaciones de los organismos internacionales, de que en nuestro país la  corrupción del Gobierno encabezado por Leonel, sus amigos y parientes se ha tragado 573 mil millones de pesos en los últimos 8 años.

Con esos recursos el Gobierno pudo haber construido 298 mil viviendas económicas; 56 mil aulas escolares; 186 hospitales, lo que añadiría 45 mil camas para atender a los enfermos; 57 acueductos que permitirían llevar agua potable a más de un millón de hogares;

Y haber construido 2 mil 150 kilómetros de carreteras.

El país sería muy diferente hoy, si todo eso se hubiese hecho.

Pero algunos funcionarios del Gobierno prefirieron malversar esos recursos.

Con ese dinero se habría podido construir el gran país que los dominicanos y las dominicanas queremos y no la mala caricatura de Nueva York chiquito que algunos privilegiados contemplan desde sus helicópteros.

¡El pueblo dominicano no aguanta 4 años más de robo y saqueo!

La corrupción y el empobrecimiento a que nos ha sometido el Gobierno de Leonel y su compinche Danilo, termina el 16 de agosto.

El pueblo dominicano sabe que con el respaldo del Presupuesto Nacional, el PLD se ha alzado con el control del Poder Ejecutivo, el Senado, la Cámara de Diputados, el Consejo Nacional de la Magistratura, la Suprema Corte de Justicia, el Tribunal Constitucional, la Junta Central Electoral, el Tribunal Superior Electoral, la mayoría de los gobiernos municipales y la Cámara de Cuentas.

Y por eso las dominicanas y los dominicanos  impediremos que el PLD logre su objetivo: la instauración de una Dictadura de Partido único con Respaldo Presupuestal.

El continuismo de la corrupción, ni aquí ni en ningún país del mundo, puede ser sinónimo de Cambio.

Hasta ahí llega la vocación corrupta del PLD, ¡hasta el Cambio se lo quieren robar!

La opción para el 2012 está clara.

La opción de Cambio, la representa el Partido Revolucionario Dominicano, estandarte de la democracia.

Somos la opción que ha escuchado el sentir, el deseo y  las prioridades de la gente.

Trabajaremos para que el dinero le rinda a la gente, reduciendo el costo de la vida y mejorando los salarios.

Para que todos tengan igualdad de oportunidades de conseguir un empleo decente.

Para devolver la seguridad a nuestras calles y hogares.

Para garantizar la tranquilidad y el sosiego a la mujer dominicana.

Para elevar la calidad de la educación a nuestros jóvenes.

Y para acabar con la corrupción rampante que roba los dineros del pueblo.

El voto mayoritario de los dominicanos y dominicanas, el 20 de mayo, abrirá las puertas y las ventanas de la esperanza, para construir el país que quiso el doctor José Francisco Peña Gómez, que justamente mañana se celebra el 75 aniversario de su natalicio.

Hoy, cuando una parte importante del pueblo dominicano y los perredeístas, empuñamos la bandera blanca, unidos en su recuerdo, por la democracia y la victoria, más que nunca estamos comprometidos a redoblar el trabajo para un mejor país, pero para todos.

Muchas gracias.

Que Dios nos bendiga a todos.