Canó es mejor jugador Yankees Nueva York

0
132

Florida (Del NY Post).- A comienzos de noviembre, antes de que alguien supiera siquiera que habría temporada de la NBA y mucho menos alguna noción de quien era Jeremy Lin, Canó fue parte de una gira Todos-Estrellas de ligas mayores en Taiwán, el sitio de nacimiento de los padres de Lin. Pero decir que Canó participó en este evento de cinco juegos sería como decir que Humphrey Bogart participó en “Casablanca”.

“El fue una estrella de rock, un dios allí”, dijo John Blundell, el director de relaciones con los medios para el viaje.

“Fue como si vieran a Angelina Jolie y Brad Pitt”, dijo Curtis Granderson, quien también estuvo en la gira. “Donde quiera que él iba, la multitud lo seguía. Fue una locura. En el hotel, donde íbamos a comer, cuando íbamos al mall, cuando íbamos al estadio. Una multitud se movió con nosotros a todas partes”.

Por qué Canó fue tan grande en Taiwán como ahora lo es Lin en Nueva York? El es un Yankee, una marca que tiene tentáculos en todo el mundo. El se ha elevado a la categoría de estrella, habiendo particularmente captado la atención en Taiwán por ganar el Derby de Jonrones del All-Star. El es un tipo gregario cuya perpetua sonrisa es entendida en cualquier cultura. Su padre, José, un antiguo Astro, fue un jugador popular en la liga taiwanesa por cinco años y acompañó a su hijo en este viaje. Y Canó fue compañero de equipo en las ligas menores y las mayores con Chien-Ming Wang, quien hasta la llegada de Lin era el jugador más exitoso de ascendencia taiwanesa en un deporte de equipo en América del Norte.

Todo esto condujo a que Canó fuera rodeado y adorado en Taiwán. Hubo adulación para los otros 26 jugadores de liga mayor en el viaje, y una idolatría a lo Elvis para Canó.

Tan grande fue su popularidad que él montó un Derby de Jonrones solitario para la euforia de un estadio lleno. El compró y luego se puso una camiseta con la bandera taiwanesa, y todo el mundo en la tienda se paró a vitorera. Luego salió y un par de cientos de gentes cantaron su nombre.

“Fue una hermosa experiencia”, dijo Canó.

El habló mientras el camerino de los Yankees se llenaba antes del primer entrenamiento de escuadra completa, ahora como otra famosa cara en una galaxia. ¿O es más que eso?

Unos pocos veteranos notaron algo que llamó su atención, atacando a Canó por la escasez, quizás hasta su total ausencia, en el video. Pero como Alex Rodríguez dijo, “El nos va a llevar al próximo título”.

Eso suena correcto. Los cuatro campeonatos de 1996-2000 probablemente serán recordados por tener a Derek Jeter y Mariano Rivera como piedras angulares. La corona del 2009 propiedad en partes iguales del Grupo de los Cuatro y a importados como Rodríguez, CC Sabathia y Mark Teixeira. Pero si los Yankees van a ganar otra vez pronto, hay la sensación como de si la cara central será esa de Canó, ahora su mejor jugador.

EN NÚMERO

200 Millones Sería la cifra que buscaría el agente de Canó, Scott Boras, en un nuevo contrato.