Policía detiene en Santiago dirigentes del PRD

0
96

SANTIAGO. Agentes pertenecientes al cuerpo élite policial de los denominados Swat, acompañados de un representante de la Fiscalía de esta ciudad, apresaron esta mañana a varios dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano de la Circunscripción Uno.

Entre los detenidos está José Rafael Fermín, mejor conocido como “El Loco Fermín”, considerado como uno de los principales sustentadores económicos de la campaña presidencial de Hipólito Mejía en esta ciudad.

De inmediato, dirigentes del PRD  en este municipio aseguraron que las detenciones de Fermín y los otros dirigentes forman parte de la estrategia del gobierno, que consistiría en presionar a los colaboradores económicos del aspirante a la presidencia de la república por esa organización política.

El apresamiento se produjo en las primeras horas de la mañana de este viernes, tras ser requisado el apartamento donde reside, que forma parte de un residencial ubicado en la comunidad Gurabo.

De inmediato fue llevado a la sede policial ubicada en la antigua base aérea de esta ciudad, pero minutos después lo llevaron a la ciudad capital, ignorándose las razones de la detención.

Fermín es un empresario nativo del sector Pueblo Nuevo, de aquí y comenzó a tomar notoriedad cuando en diferentes puntos de esta ciudad comenzaron a aparecer vallas gigantes anunciando su respaldo a la precandidatura de Hipólito Mejía, hace alrededor de dos años.

Cuando a media mañana de hoy se conoció el apresamiento de Fermín, en el barrio de Pueblo Nuevo se iniciaron protestas callejeras, con el encendido de neumáticos y bloqueo de de las vías públicas, reclamando su puesta en libertad.

A lo interno del PRD en esta provincia se le tiene como una persona que económicamente sustenta los trabajos políticos de varios dirigentes de ese partido, incluyendo al diputado Geovanny Tejada, presidente del comité municipal.

Tejada dijo a media mañana de este viernes que los apresamientos selectivos de dirigentes perredeístas ejecutados hoy forman parte “de una campaña del gobierno y el PLD, tendente a buscar la manera de atemorizar a quienes invierten dinero para la candidatura de Hipólito Mejía”.

Fuente: El Nacional