Dos empresarios puertorriqueños dentro de los apresados por la DNCD en La Romana

0
38

Dos reconocidos empresarios puertorriqueños figuran entre cinco boricuas arrestados el pasado domingo por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) por presuntamente liderar una organización de narcotráfico dedicada a la transportación de múltiples kilos de cocaína entre República Dominicana y Puerto Rico.

Uno de los empresarios arrestados es Omar Alberto Díaz Pabón, quien administra los negocios de su padre, Santos Díaz, un exmiembro del polémico grupo Empresarios con Rosselló, que operaba bajo la administración del exgobernador Pedro Rosselló y cobraba por sentar a dueños de negocios con jefes de agencia.

Santos Díaz no figura como acusado en este caso.

Como parte del operativo, las autoridades dominicanas confiscaron tres propiedades inscritas a nombre de corporaciones de Santos Díaz registradas en Islas Vírgenes Británicas (BVI), incluida una fastuosa villa valorada en unos $20 millones ubicada en la ciudad dominicana de La Romana.

Díaz es el presidente de la empresa de informática Data Research Corporation (DRC), que obtuvo el polémico contrato para conectar internet a las escuelas públicas bajo el programa E-Rate, el cual nunca se llevó a cabo y fue investigado por el Congreso estadounidense. Díaz fue investigado como parte del esquema de corrupción que llevó a la cárcel al exsecretario de Educación, Víctor Fajardo, pero no fue acusado.

El otro empresario arrestado en República Dominicana fue Eduardo Larios, dueño del buque Carib Vision, que por años ha sido usado para transportar melaza desde Quisqueya a Puerto Rico. Según las autoridades dominicanas, el barco era usado también para transportar cocaína a Puerto Rico.

Larios fue arrestado en una residencia propiedad de su familia en La Romana, donde la DNCD también ocupó 122 kilos de cocaína, valorados en aproximadamente $2.5 millones.

La investigación

Por año y medio, la DNCD y la Administración Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) mantuvieron bajo su lupa la presunta organización de narcotráfico, y la pesquisa culminó el pasado domingo con el arresto de los dos empresarios, así como de los también boricuas Alex M. Ocasio Morales, Gamaliel Rodríguez Claudio y Edwin Nieves Lozado, conocido como Chiquito, y de otras 24 personas de nacionalidades dominicana, colombiana y rusa.

La DNCD sostiene que el grupo usaba las propiedades de las corporaciones de Santos Díaz como centro de operaciones de una organización internacional de narcotráfico que recibía cocaína desde Venezuela y Colombia, la transportaba a Puerto Rico en la embarcación de Larios y recibía cientos de miles de dólares de Puerto Rico que eran transportados en una avioneta propiedad de Omar Díaz.

La DCND confiscó las propiedades de Santos Díaz, la avioneta de su hijo y la embarcación de Larios, que en el 2011 fue multada por la Agencia Federal de Protección Ambiental por verter petróleo carca de la costa de Guánica. Otro bote de lujo fue ocupado como parte del operativo.

“Mi hijo es un modelo a seguir”

Santos Díaz negó rotundamente ayer cualquier vínculo de su hijo con el narcotráfico. “Mi hijo es un modelo a seguir. Todo el que lo conoce sabe que no se mete con nadie, es un ingeniero industrial que trabajó cuatro años para la NASA y no es cualquier hijo de vecino. Esto es increíble” , dijo el empresario.

“Nadie puede creer las imputaciones que le han hecho y el error que han cometido las autoridades en República Dominicana. Me tiene destruido a mí y a mi familia todo esto que está pasando”, agregó.

Peter Díaz Santiago, un abogado puertorriqueño con práctica en el Tribunal Federal de San Juan que viajó a la República Dominicana a representar a Omar Díaz, sostuvo que se demostrará en las cortes dominicanas que las propiedades confiscadas fueron obtenidas con trabajos legítimos y no producto del narcotráfico.

“Confiamos en el sistema de justicia dominicano, pero en la investigación la DNCD cometió errores que se aclararán. Estamos levantando expediente con el abogado dominicano Teobaldo Durán para desmentir que estas propiedades son producto del narcotráfico”, apuntó Díaz Santiago vía telefónica.

Según la DNCD, Omar Díaz y Gamaliel Rodríguez Claudio coordinaron la compra de los 122 kilos de cocaína y se disponían a viajar a Puerto Rico el lunes en la avioneta privada de Omar Díaz para coordinar la llegada del cargamento en el barco de Larios. La droga presuntamente iba a viajar oculta en un tanque cilíndrico que simularía ser parte del equipo salvavidas del barco.

Este diario pudo hablar vía telefónica ayer con Rodríguez Claudio, quien dijo que estaba en República Dominicana cuando fue contratado para hacer un trabajo eléctrico por otro de los arrestados.

“A mi familia le pido que no crean lo que dicen en República Dominicana, que son tremendos corruptos. Cogen las cosas en una casa y luego las plantan en otra villa. Estaba de vacaciones y vine a hacer un trabajo eléctrico cuando me arrestaron en el aeropuerto. Nos quieren achacar esas cosas pero todo es mentira”, dijo Rodríguez Claudio.

El transporte

Fuentes de El Nuevo Día explicaron que los encargados de canalizar la compra y el transporte de los kilos eran el puertorriqueño Edwin Nieves Lozado, quien operaba desde San Francisco de Macorís, y el dominicano Genito Toribio Custodio.

A Nieves Lozado las autoridades dominicanas lo detuvieron el 23 de noviembre de 2011 en el peaje de la Autopista Las Américas y le confiscaron $943,260 que habían sido enviados desde Puerto Rico para comprar cocaína. Fue dejado libre tras ser interrogado.

Mientras, Toribio Custodio, arrestado el 17 de agosto de 2011 por la División Táctica de Investigaciones Sensitivas (DITIS) de la DNCD tras ocuparle 836 kilos de cocaína, también había sido dejado libre.

El puertorriqueño Alex M. Ocasio Morales, quien labora para una aerolínea comercial, fungía como el presunto contacto de Díaz Pabón para movilizar el dinero generado por las operaciones de narcotráfico.

Los cinco arrestados fueron presentados ayer ante un tribunal, pero el proceso de determinar si los dejarán libres bajo fianza se pospuso hasta el próximo martes.

Publicado en el Nuevo Día