De Rousseau a los millonarios oficiales

0
15

A juicio  de uno  de los  grandes  pensadores  de siglos  pasados,  ¨la  miseria es la   madre  de  los grandes delitos¨.

Por Reynaldo Hernández  Rosa

Juan  Jacobo Rousseau,  ginebrino de grandes luces en ese entonces, afirmó  que  las  causas  económicas son productoras  de delitos,  como lo es  también  la  desorganización del Estado.

Rousseau, sin dudas, uno  de los hombres  de letras  que mas  aporte  hizo  al  estudio  de los delitos  y las penas, sostenía que  un Estado mal  organizado  y peor  dirigido, donde  prime  la injusticia, la  corrupción, la  explotación  del hombre  por hombre, la prevaricación  y  el desequilibrio social fruto  de  fallas  económicas y  culturales, es,  más  que un  ente  equilibrante y  defensor  de   la sociedad, un eficiente  y  real  causante  de la criminalidad.

Estas  aseveraciones  de  Rousseau datan  de siglos  atrás, empero, hoy es  la radiografía  de la involución  social  que  vivimos, donde  la  institucionalidad sigue  un derrotero al abismo, en manos  de quienes  nos  vendieron  sino la panacea, al menos, la  paralización  de  tantos  desafueros, no obstante, el fiasco es  burdo y pútrido.