Hipólito inició 2003 división del PRSC y la sigue azuzando

0
4

Hipólito no dice la verdad, no es sincero y es egoísta, al decir que no quiere la desaparición del partido colorao. 

Por Ramón Mercedes
Nueva York. Conoceréis la verdad y la verdad os hará libre, como bien lo manifiestan las sagradas escritura en San Juan 8:32, al igual que la sentencia histórica del periodista, abogado y ex presidente de Argentina, Nicolás Avellaneda “un pueblo que no conoce su historia está condenado a cometer los mismos errores del pasado”. 
Memoria contra el olvido: Los dominicanos deben recordar, y la nueva generación de votantes debe conocer, que Hipólito Mejía siendo presidente del país inició en el año 2003 la división del PRSC y actualmente continúa con su mano perturbadora azuzando dentro de la organización política fundada por Joaquín Balaguer.
Al tiempo que argumenta que la verdadera alianza de los reformistas que se consideran balagueristas es con su PPH, el candidato presidencial del PRD, de manera descarada, dice que nunca ha hecho nada para desbaratar el PRSC.
 Luego del fallecimiento de Balaguer, la madrugada del 14 de junio del 2002, el PRSC inicia en el 2003 la escogencia de su candidato presidencial mediante la  celebración de primarias.
Una gran cantidad de dominicanos conoce las maniobras que realizó en el 2003 el entonces Presidente Mejía, al influenciar el proceso interno de los reformistas, en una clara aspiración de conseguir apoyo para su fallido intento reeleccionista.
Escogido el candidato presidencial reformista en forma fraudulenta y considerado “inorgánico” por la mayoría de los dirigentes y militantes del partido colorado, fue juramentado en franca violación a la ley electoral en la casa del extinto Balaguer y protegido por más de 18 miembros de la escolta militar del presidente Mejía.
Los periodistas de los diferentes medios de la nación se sorprendieron al observar, aquel 7 de abril del 2003, el batallón de militares de la Presidencia de la República en actividades del PRSC.
En esa ocasión, el alto dirigente reformista, doctor Alexis Joaquín Castillo, aseguró “el gobierno de Hipólito y el PPH están tratando de aniquilar políticamente al PRSC y entre los precandidatos presidenciales del partido hay uno que está vinculado al PPH y su Gobierno lo está apoyando”.
Cuando la prensa cuestionó a Mejía sobre su supuesta intervención en las primarias del PRSC, este afirmó “el PPH tiene sus conexiones y hay gente nuestra que simpatiza y tiene como favorito a uno de los candidatos del PRSC, todo el mundo tiene su candidato en todas las actividades de la vida”.
 
Tras su derrota electoral en el 2004, Hipólito asumió que en el futuro podría volver aspirar a la presidencia del país y para tales fines consideró que aplicando la tesis maquiavélica “divides y vencerás” entre los reformistas, sería un buen recurso para la ejecución de sus planes en el futuro.
Sin embargo, Balaguer había dejado como herencia política a los dirigentes, militantes y simpatizantes del PRSC apoyar al PLD, “porque es la mejor opción electoral que tiene el pueblo dominicano para cerrar el camino malo, en clara referencia al PRD”.
Los reformistas-balagueristas, cumpliendo con el legado de su líder, han impedido e impedirán nuevamente con sus votos que Hipólito vuelva a ganar la presidencia del país en el 2012, y él sabiendo eso y en venganza a lo proclamado por Balaguer, ha tomado como uno de sus objetivos políticos destruir el PRSC.