www.diasporadominicana.com

El Departamento de Justicia y el FBI confiscan el portal Megaupload

NUEVA YORK – En lo que las autoridades han calificado como uno de los casos criminales de violación de derechos de autor más grandes jamás presentados, el Departamento de Justicia y el FBI han confiscado el portal cibernético Megaupload y han acusado a siete personas conectadas con él de dirigir una empresa internacional basada en la piratería por internet.

Megaupload, uno de los más populares de los así llamados “locker services” en internet, permitía a los usuarios transferir enormes archivos, como películas y música, anónimamente.

Las compañías de los medios por mucho tiempo lo han estado acusando de instigar a la violación de los derechos de autor en gran escala.

En un procesamiento de un gran jurado, Megaupload es acusado de causar $500 millones en daños a los dueños de derechos de autor y de obtener $175 millones en la venta de anuncios y suscripciones premium.

Cuatro de las siete personas, incluyendo el fundador del portal, Kim Dotcom (nacido con el nombre de Kim Schmitz), fueron arrestadas ayer en Nueva Zelanda; las otras tres andan prófugas. Cada uno de los siete -que la acusación decía que eran miembros de un grupo criminal al que llamó “Mega Conspiracy”- está acusado con cinco cargos de violación a los derechos de autor y conspiración. Los cargos podrían resultar en más de 20 años de cárcel.

Como parte de las enérgicas medidas, alrededor de 20 órdenes de registro fueron ejecutadas en Estados Unidos y en otros ocho países, incluyendo Nueva Zelanda. Alrededor de $50 millones en bienes materiales fueron confiscados también, así como una cantidad de servidores informáticos y 18 nombres de dominio que formaban la red de archivos compartidos de Megaupload.

La policía llegó a la Dotcom Mansion, en Auckland, ayer por la mañana en dos helicópteros. Mr. Dotcom, un individuo de 37 años con doble ciudadanía, finlandesa y alemana, se refugió en una sala de seguridad, y la policía tuvo que abrirse paso a la fuerza. Finalmente fue arrestado con un arma de fuego que la Policía dijo que se parecía a una escopeta recortada.

“Definitivamente, no fue tan simple como llamar a la puerta principal”, dijo Grant Wormald, un inspector.

La policía dijo que ellos confiscaron 6 millones de dólares neozelandeses, o $4.8 millones, en vehículos, incluyendo un Rolls-Royce Phantom Drophead Coupe y un Cadillac de 1959 color rosa. Confiscaron además arte y equipo electrónico y congelaron 11 millones de dólares en efectivo en varias cuentas.

Fuente: New York Time

URL: http://diasporadominicana.com/?p=8976

Escrito por en Ene 21 2012. Archivado bajo Internacionales, Multimedia. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

300x250 ad code [Inner pages]

Galería de fotos

120x600 ad code [Inner pages]
Primer Periódico Digital Dominicano en Puerto Rico y Primero con noticias de la Diáspora Dominicana en el Mundo (Derechos Reservados)
Designed by Gabfire themes